Décimo virrey JUAN DE MENDOZA Y LUNA (Marqués de Montesclaros)




Décimo virrey JUAN DE MENDOZA Y LUNA
(Marqués de Montesclaros)
(1603-1607) 

Nació en Guadalajara, España y quedó sin padre siendo un niño, por lo que se educó al lado de su madre. Sirvió en el ejército con distinción en la campaña de Portugal y fue investido con la orden de caballero de Santiago. Fue gobernador de Sevilla y allí se enteró muy bien del manejo de los asuntos de Indias, por lo que la Corona le expidió el nombramiento de virrey de la Nueva España el 19 de mayo de 1603.
Hizo su entrada en México el día 26 de octubre del mismo año e inmediatamente procedió a acusar al conde de Monterrey por gastos excesivos y por haber extendido su actuación más alla de sus facultades. Estas acusaciones no progresaron por ser infundadas y exageradas. En 1604 se produjo otra gran inundación de la Ciudad de México, por lo que el virrey propuso fuera trasladada la capital a otro lugar, pero esto resultaba imposible por lo costoso y porque la pérdida habría sido irreparable. Después intentó el marqués de Montesclaros llevar a ejecución el desagüe de Huehuetoca, pero sería obra de muchos años y requería el trabajo diario de unos 15,000 indios. Entonces se recurrió a reparar los bordes que levantó don Luis de Velasco, construyendo a la vez las calzadas de San Antonio Abad, Chapultepec, San Cristóbal y Guadalupe. Fue construido sobre arcos el acueducto que conducía el líquido de las fuentes de Chapultepec al centro de la ciudad, limpiadas acequias y empedradas las calles.
El virrey marqués de Montesclaros fue trasladado al Perú con fecha 20 de noviembre de 1606 y entregó el gobierno a don Luis de Velasco hijo.
Montesclaros fue un gobernante probo, activo e inteligente. Después de su virreinato en el Perú regresó a España, en donde desempeñó altos cargos y recibió honores. Murió en Madrid el 9 de octubre de 1628.
Juan de Mendoza y Luna, (Guadalajara, España, Enero de 1571 - Madrid, ibid., 9 de octubre de 1628), de la Casa de los Mendoza, III Marqués de Montesclaros y administrador de las colonias españolas en América. Fue sucesivamente el décimo Virrey de Nueva España (1603-1607) y del Perú (1607-1615).
Juan de Mendoza y Luna era el hijo póstumo del II Marqués de Montesclaros. Fue criado por su madre, Isabel Manrique de Padilla.
Se distinguió en el servicio en el ejército del Duque de Alba en la campaña portuguesa, como un Capitán de lanceros. Para su servicio, le concedieron el honor de ser Caballero de la Orden de Santiago en 1591. Más tarde sera Gobernador de Sevilla.
Virrey de Nueva España
Sirvió en el ejército con distinción en la campaña de Portugal. Fue nombrado Virrey de la Nueva España el 19 de mayo de 1603, acompañado de su esposa, Ana de Medoza , llegando el 27 de octubre de el mismo año. Al poco de su llegada, en Agosto de 1604, una inundación asoló a la Ciudad de México, por lo que propuso el traslado de la capital a Tacubaya. Ante lo costoso del plan, pues los palacios virreinales no se podían abandonar, pues su construcción fue muy cara, ordenó una serie de obras para el desagüe de las lagunas de la Ciudad de México (desagüe de Huehuetoca, que no fue terminado hasta el mandato de su sucesor), de forma que se evitasen nuevas inundaciones. También mandó empedrar las calles de la Ciudad de México, construir un acueducto para el abastecimiento de agua potable desde las fuentes de Chapultepec al centro de la ciudad (que no sería finalizado tampoco durante su mandato) y una serie de calzadas que de la Ciudad de México llevaban a Guadalupe, San Cristóbal, San Antonio Abad, Chapultepec y otras; Terminose su gobierno en el 2 de julio de 1607, embarcandose en Acapulco, destino: Lima.
Virrey del Perú
Durante su mandato como Virrey del Perú, que comenzo desde el 21 de diciembre de 1607, fomentó la flota, mandó confeccionar el primer censo de Lima, construyó el famoso Puente de Piedra sobre el río Rímac y la Alameda de los descalzos, y se hizo conocido por su protección de los indios, por la denuncia ante el Rey de las excesivas riquezas que atesoraban las órdenes religiosas, así como por la institución del primer tribunal mayor de cuentas del virreinato. Durante su mandato (que termino el 18 de diciembre de 1615) se descubrió una mina de mercurio en Huancavelica. Después de devolver a España en el 1616 , se convirtió en Consejero de estado y de Guerra del Rey, Presidente del consejo de Hacienda, también de Aragón y un alto funcionario en el Tribunal; El Rey Felipe IV lo hizo Grande de España.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no me gusto

Publicar un comentario

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores