PRESIDENCIA DE AVELLANEDA(1874-1880) NICOLÁS AVELLANEDA (1837-1885)





Nicolás Avellaneda nació en Tucumán el 3 de octubre de 1 837 y murió al regresar de Europa, a los 30 días de viaje a bordo del vapor Congo, ya en aguas del Río de la Plata, frente a la isla de Flores, el 25 de noviembre de 1885.
A los cuatro años de edad, su padre, Marco M. Avellaneda, fue decapitado por orden de Oribe.  La familia, para huir de los peligros que la amenazaban, buscó refugio en Bolivia, donde vivió hasta 1 850.  En ese año regresó para cursar estudios en la universidad de Córdoba, lo cual imponía a los suyos un gran sacrificio.  Se destacó como alumno por su afición a las letras y sobre todo por sus brillantes dotes de orador.
En 1 855, sin haber terminado sus estudios, volvió a Tucumán y se dedicó al periodismo y en 1856 fundó EI Eco del norte.  Impulsado por sus familiares a buscar un campo mas vasto para su acción y su talento, viajó con escasos medios económicos a Buenos Aires, en 1 857.  En la capital reanudó los estudios de derecho y entró en la práctica de la profesión en el bufete de José Roque Pérez.
En marzo de 1 858 se graduó en la universidad de Buenos Aire y en octubre ingresó en la Acade mía de Práctica Forense.  El discurso de ingreso en dicha entidad llamó la atención de los intelec tuales porteños.  Colaboró en Comercio del Plata, y en El Nacío nal, donde fue redactor político (noviembre 1860 a mayo 1 86 l) fecha en que fue clausurado por Mitre debido a una violenta cam paña desarrollada por el perió dico.  A raíz de ello Mitre le escribió a Avellaneda: "Me ha sucedido con usted lo que con un hijo querido, a quien viendo un arma peligrosa en las manos, se la h arrebatado aun a riesgo de he rirme".
Avellaneda tenía veintitrés años cuando fue elegido dipu tado, en 1860, a la legislatura porteña.  Su talento oratorio, su méritos periodísticos, su actua ción en la cátedra fueron motivo para que pronto alcanzara presti gio y popularidad.  Adolfo Aisina se sintió muy pronto ligado afecti vamente a él; cuando se hizo cargo de la gobernación de Bue nos Aires, le ofreció a Avellaneda que era diputado por segunda vez, el ministerio de gobierno cargo que desempeñó desde 1 866 a febrero de 1 868.  Su actuación fue brillante; emprendedor y laborioso, impuso una nueva organización administrativa introdujo el sistema de las memorias anuales de la gestión; esta práctica se fue generalizando después en todos los ministerios Se preocupó de la reforma del an tiguo régimen municipal y procuró en todo lo posible la difusión d la educación popular.  Reformó 1a legislación de tierras; logró que fuesen suprimidas las denuncia e investigaciones fiscales sobre 1a propiedad; elaboró un plan de descentralización administrativa y judicial, y por su impulso se redactó el Código de procedimientos.
En 1865 publicó su único libro Estudio sobre leyes de tierra que sigue siendo obra de consulta sobre la materia.  Allí expuso la ex periencia de la enfiteusis de Rivadavia, su crisis y la necesidad d implantar el sistema de la propie dad privada de la tierra.
Renunció al ministerio de Bue nos Aires antes de terminar el período gubernativo de Alsina.     Sarmiento le ofreció la cartera de Justicia, Culto e Instrucción Pública, pues según una carta escrita por Sarmiento a Mary Mann, 11 era el único argentino que se ocupaba de la educación popular".  Sus ideas coincidían con las del entonces presidente Sarmiento, por lo que contó con su apoyo.  Llevó a las provincias el impulso de renovación por la vía de la enseñanza, se crearon y subvencionaron centenares de escuelas, colegios y bibliotecas en todas partes.  Se crearon las escuelas normales, para lo cual fueron contratadas educadoras norteamericanas, que formaron las primeras generaciones de docentes argentinas.  Comenzaron a funcionar escuelas de agronomía en Tucumán, Salta y Mendoza.  La enseñanza secundaria que sólo se impartía en tres establecimientos, Buenos Aires, Concepción del Uruguay y Córdoba, se ampIi6 con los colegios nacionales de Santa Fe, Corrientes, Rosario, Jujuy, La Rioja, Santiago del Estero y San Luis. El gobierno de Sarmiento sufrió un tenaz enfrentamiento de la oposición parlamentaria, cuya figura principal era Mitre.  Cuando intervino a San Juan, uno de los problemas más debatidos, peligró la estabilidad del gobierno.  Se leyeron durante dos días discursos cargados de agresividad.  Cuando el debate parecía agotado y la votación terminaría con la derrota del Poder Ejecutivo, hizo uso de la palabra Nicolás Avellaneda.  Su tono sobrio, su exposición doctrinal elevada y su firmeza, lograron que la Cámara tomara una decisi6n favorable al Poder Ejecutivo.  Es probable que en el curso de ese memorable debate, donde se destacaban figuras como Mitre, Quintana, Aisina y Sarmiento, quedara perfilada su candidatura presidencial.



1 comentario:

Michelle :) dijo...

tengo que hacer una campaña de avellaneda, tengo que adentrarme en el tema y en la epoca, y a partir de su ideologia y lo que hizo durante su candidatura iniciar la " campaña", es tan solo una tarea del colegio, pero nose como redactarla :/

Publicar un comentario

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores