Biografía Abraham Lincoln




El presidente Lincoln
Esta fotografía fue realizada por Alexander Gardner, un fotógrafo de Washington especializado en retratos, poco antes del 14 de abril de 1865, día en el que fue asesinado Lincoln. Gardner se deshizo de la placa, que se había roto al ser revelada, después de hacer una única copia. Este último retrato muestra los efectos de la tensión y el dolor que Lincoln tuvo que soportar en sus turbulentos años en la Casa Blanca. Cuando pronunció su discurso de toma de posesión el 4 de marzo de 1861, siete estados se habían separado ya de la Unión. (Recitado por un actor).

Abraham Lincoln (1809-1865), político estadounidense, presidente de Estados Unidos (1861-1865), condujo a la Unión a la victoria en la Guerra Civil y abolió la esclavitud.
2
JUVENTUD
El lugar en el que nació Lincoln
Abraham Lincoln nació cerca de Hodgenville (Kentucky) el 12 de febrero de 1809. Esta cabaña, similar a la casa en la que nació el presidente, se encuentra en el Abraham Lincoln Birthplace National Historic

Nació el 12 de febrero de 1809 cerca de la localidad de Hodgenville (Kentucky). Tras cambiar de lugar de residencia en varias ocasiones con sus padres, después de vivir unos años en Indiana se independizó y se trasladó a Luisiana en 1831.
Poco más tarde llegó a Illinois y se instaló en New Salem, una comunidad recién creada a orillas del río Sangamon, donde trabajó en la construcción de una línea ferroviaria y en una tienda. Se ganó el respeto de sus vecinos y fue elegido capitán de su compañía en la guerra mantenida en 1832 contra los indios sauk (sac), liderados por Halcón Negro. Un año más tarde se le eligió jefe de correos, pero tenía que aumentar sus ingresos realizando peritajes y desempeñando otros empleos. Simultáneamente empezó a estudiar Derecho.
3
POLÍTICO Y ABOGADO
Abraham Lincoln
Abraham Lincoln, el 16º presidente de Estados Unidos, procuró evitar la disgregación de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense y abolió la esclavitud. Recordado por su honestidad, compasión y fortaleza de espíritu, es uno de los presidentes más respetados de Estados Unidos.

Perteneciente al Partido Whig, Lincoln fue elegido miembro de la Cámara de Representantes (cámara baja parlamentaria) del estado de Illinois en 1834, y ocupó su escaño hasta 1841. Pronto destacó como uno de los líderes del partido y formó parte del grupo que propuso y logró trasladar la capital del estado a Springfield, donde él se estableció en 1837. Comenzó a ejercer la abogacía en 1836 y no tardó en alcanzar gran reconocimiento por su honradez y eficacia.
A pesar de haber nacido en un estado donde se reconocía y ejercía la práctica esclavista, Lincoln se oponía a la esclavitud y en 1837 fue uno de los dos miembros de la cámara baja de su estado que firmó una protesta contra ella. Elegido miembro del Congreso estadounidense en 1846, ejerció como diputado en la Cámara de Representantes federal desde el año siguiente hasta 1849 y destacó por sus abiertas críticas a la Guerra Mexicano-estadounidense y por la formulación de un plan para la emancipación gradual de la esclavitud en el distrito federal de Columbia. Sin embargo, no se incluyó entre los abolicionistas, ya que inicialmente respetaba el derecho de los estados a resolver sus propios asuntos, y se dedicó simplemente a evitar que se difundiera la esclavitud.
4
RECONOCIMIENTO NACIONAL
Finalizado su mandato como congresista federal, en 1849 regresó a Springfield para continuar ejerciendo su profesión. Pero en 1854, debido a su asombro ante la aprobación de la Ley Kansas-Nebraska, que, promovida por el senador Stephen Arnold Douglas, permitía la implantación de la esclavitud en el noroeste, decidió retornar a la política. Mostró claramente su oposición a la anulación del Compromiso de Missouri (que permitió en su momento la inclusión de dicho estado en la federación estadounidense conservando la práctica esclavista), para lo que argumentó que aquélla norma, acordada hacía más de 30 años, había sido una medida equivocada porque la esclavitud era injusta en sí misma.
En 1855 se presentó como candidato al Senado federal, pero tras comprobar que no podía ganar, apoyó a Lyman Trumbull, un demócrata que también se oponía a la Ley Kansas-Nebraska. Ingresó en el recién constituido Partido Republicano un año después, y en 1858 fue de nuevo candidato al Senado contra Douglas. En un discurso expuesto en la convención anual republicana predijo el triunfo final de la libertad. Comenzó entonces una serie de debates con Douglas acerca de esa cuestión y, a pesar de que perdió las elecciones finalmente, dicha confrontación dialéctica, en la que Lincoln defendía la preeminencia del Congreso respecto de la práctica esclavista, le valió el reconocimiento de buena parte de la opinión pública del país.
5
ELECCIÓN PRESIDENCIAL Y CRISIS DE SECESIÓN
En 1860, cuando los republicanos nominaron a Lincoln candidato a la presidencia en una plataforma de reivindicación antiesclavista, éste inició una campaña que incluía la reforma arancelaria. Tuvo por rivales electorales a los demócratas Douglas y John C. Breckinridge, y a John Bell, del Partido Constitucional de la Unión (creado ese año y desaparecido tras aquellos comicios), ganó por una amplísima mayoría y fue elegido presidente.
En el mes de diciembre de 1860, inmediatamente después de su elección, Carolina del Sur inició los primeros pasos para separarse de la Unión (nombre por el que pasó a ser conocido el conjunto de territorios que permaneció fiel al orden constitucional y federal estadounidense). Dos meses más tarde otros seis estados sureños (Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana y Texas) se habían añadido a la secesión. El todavía presidente James Buchanan, declarando que la separación era ilegal pero que él no tenía poder para oponerse a ella, prefirió apoyarse en el Congreso para buscar un acuerdo. Sin embargo, el éxito de este esfuerzo dependía de Lincoln, el presidente electo, que estaba abierto a hacer concesiones pero se negaba a permitir cualquier posible expansión de la esclavitud. Tras fracasar varios intentos de compromiso, en febrero de 1861 se instauró en el sur el gobierno de los denominados Estados Confederados de América.
6
PRESIDENTE
Cuando prestó el juramento para la toma de posesión presidencial el 4 de marzo de 1861, Lincoln se enfrentaba a una Confederación hostil, la cual, decidida a expandirse, amenazaba a los fuertes federales sureños, el más importante de los cuales era Fort Sumter (transcrito habitualmente en español asimismo como fuerte Sumter), situado en la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur. Con el deseo de no ofender a los estados sureños que aún no se habían separado de la Unión, Lincoln se negó al principio a emprender acciones decisivas. Sin embargo, finalmente hubo de acudir en ayuda de la guarnición sitiada. Esta fue la chispa que en abril de ese año marcó el inicio de la Guerra Civil estadounidense. Cuando Lincoln reclutó a 75.000 voluntarios, los estados del norte respondieron con entusiasmo, pero el resto de los estados sureños (Virginia, Arkansas, Tennessee y Carolina del Norte) se unió en los días finales de ese mes y a lo largo del siguiente a los secesionistas.
6.1
Liderazgo militar
En su calidad de máximo responsable militar, Lincoln tuvo grandes dificultades para encontrar generales capacitados. Tras la derrota de Irvin McDowell en la primera batalla de Bull Run, que tuvo lugar en julio de 1861, el presidente eligió para ponerse al frente del Ejército de la Unión a George B. McClellan, quien a su vez fue sustituido por John Pope. Cuando éste fue derrotado en agosto de 1862 en la segunda batalla de Bull Run, el presidente recurrió una vez más a McClellan; a pesar de su victoria obtenida un mes después en la batalla de Antietam, el general dudó tanto que al final Lincoln tuvo que destituirle. Su sucesor, Ambrose E. Burnside, fue vencido a finales de ese año en la localidad virginiana de Fredericksburg, por lo que hubo de ceder el mando a Joseph Hooker, quien a su vez resultó derrotado en mayo de 1863 en Chancellorsville, también en Virginia.
Lincoln designó a George G. Meade, quien pese a obtener dos meses más tarde una importante victoria en Gettysburg no pudo continuar en la misma línea. Insistiendo en su determinación de encontrar un general que pudiera derrotar a la Confederación, en 1864 entregó el mando del Ejército de la Unión a Ulysses S. Grant, quien gracias a sus victorias posteriores pudo allanar el triunfo de sus tropas.
6.2
Emancipación
Proclamación de la Emancipación
El 1 de enero de 1863, el presidente de Estados Unidos Abraham Lincoln promulgó la Proclamación de Emancipación, en la que se ordenaba que fueran liberados todos los esclavos. Esta medida, pese a suponer un cambio radical, reflejaba la opinión del Norte. Unos tres millones de esclavos recibieron la libertad según los términos de este documento oficial, uno de los más importantes de Estados Unidos.

Lincoln comenzó en 1861 a realizar un prudente programa antiesclavista mediante la promulgación de las leyes llamadas de Confiscación (que otorgaba la liberación a los esclavos utilizados por los confederados con fines militares) y de la que abolió la esclavitud en el distrito federal de Columbia.
El proceso culminó en julio de 1862, cuando comunicó a su gabinete que pensaba dictar la Proclamación de la Emancipación, pero tuvo mucho cuidado para suavizar la aplicación de la misma en los estados fronterizos, que fueron excluidos específicamente. La Proclamación no se hizo definitiva hasta el 1 de enero de 1863. Promulgada por el presidente en su calidad de comandante en jefe en momentos de rebelión armada, liberaba incluso a los esclavos de las regiones dominadas por los insurgentes y autorizaba la creación de unidades militares compuestas por negros. Para consolidar los efectos de tal medida, en 1864 aconsejó la incorporación de una enmienda antiesclavista a la Constitución de Estados Unidos. La enmienda no fue añadida sino tras la reelección de Lincoln, cuando hizo uso de todos los poderes de su cargo para asegurar que en 1865 se aprobara en la Cámara de Representantes.
6.3
Habilidad política
Lincoln quiso mantener la armonía entre los dispares elementos de su partido y para ello permitió la representación de todos ellos en su gabinete. Asimismo dio reconocimiento público a los antiguos miembros del Partido Whig al nombrar a William Henry Seward secretario de Estado (ministro de Asuntos Exteriores), y a Edward Bates fiscal general (ministro de Justicia), pero extendió también sus invitaciones a antiguos demócratas, al tiempo que supo satisfacer a los estados fronterizos incluyendo en el gobierno a algunos de sus políticos más significativos.
6.4
Reelección
En 1864, varios republicanos descontentos intentaron evitar la nueva nominación de Lincoln, pese a lo cual éste consiguió obtener la aprobación oficial de su partido, a pesar de que algunos extremistas habían elegido previamente como candidato del partido al general y explorador John Charles Frémont. Sin embargo, la nueva nominación de Lincoln no acabó con los problemas políticos. Molesto con su Proclamación de Amnistía (diciembre de 1863), que pedía la restauración de los estados insurgentes si el 10% de su electorado juraba lealtad, el Congreso aprobó en julio de 1864 la Ley Wade-Davis que establecía condiciones más duras y exigía la aceptación al 50% de los votantes. Cuando Lincoln se negó a firmar esta ley tuvo que enfrentarse a los ataques de algunos radicales.
No obstante, en noviembre de 1864, Lincoln fue reelegido triunfalmente presidente de Estados Unidos.
Su éxito en las urnas le permitió establecer la política que dio en llamarse de Reconstrucción. Con ella pretendía readmitir en la Unión a los estados secesionistas sin imponerles represalias innecesarias. Para acallar las críticas de los conservadores, se reunió en febrero de 1865 con los representantes de la Confederación en Hampton Roads (Virginia) y demostró la imposibilidad de una paz negociada. Sin embargo, los radicales tampoco quedaron satisfechos. Debido a la exigencia de éstos de otorgar el sufragio a la población negra, Lincoln no consiguió que el Congreso aceptara el gobierno de miembros electos del estado de Luisiana que él mismo había organizado. Además, tras la caída de Richmond (la capital confederada) el 3 abril de ese año, alarmó a sus críticos invitando a la Asamblea Legislativa confederada de Virginia a revocar la orden de secesión. Su política de Reconstrucción, sin embargo, había estado determinada por las necesidades militares. En cuanto el general confederado Robert E. Lee se rindió el 9 de abril de 1865 en Appomattox, Lincoln retiró la invitación a los virginianos. Nuevamente volvió a demostrar lo cerca que estaba de los radicales sancionando derechos políticos limitados para la población negra.
7
ASESINATO
Pocas semanas después anunció públicamente su apoyo al derecho limitado de sufragio para la población negra en Luisiana. Ante la posibilidad de que los negros adquirieran el derecho a voto, el actor John Wilkes Booth, decidido partidario de la causa confederada (y hermano del también actor y gerente teatral Edwin Booth), disparó a Lincoln el 14 de abril de 1865, cuando éste se encontraba en un palco del Teatro Ford, en la ciudad de Washington. El presidente murió al día siguiente y fue sucedido por su vicepresidente, Andrew Johnson.
La ciudad de Lancaster recibió en su honor el nombre de Lincoln en 1867, cuando se convirtió en capital del estado de Nebraska.


La biografía de Napoleón I Bonaparte




Napoleón I Bonaparte
Napoleón Bonaparte fue el genio militar más brillante del siglo XIX, pero también una de sus figuras más controvertidas. Conquistó la mayor parte de Europa occidental para Francia e instituyó reformas en estos nuevos territorios a fin de garantizar las libertades civiles y mejorar la calidad de vida. Fue coronado emperador de Francia en 1804 y estimuló al país implantando reformas para unificar a la nación, dividida por la revolución; muchas de las cuales perduran en la actualidad, como son las garantías referentes a las libertades civiles.

Napoleón I Bonaparte (1769-1821), emperador de los franceses (1804-1815) que consolidó e instituyó muchas de las reformas de la Revolución Francesa. Asimismo, fue uno de los más grandes militares de todos los tiempos, conquistó la mayor parte de Europa e intentó modernizar las naciones en las que gobernó.
Napoleón nació el 15 de agosto de 1769 en Ajaccio (Córcega) y recibió el nombre de Napoleone. Era el segundo de los ocho hijos de Carlos Bonaparte y Letizia Ramolino, miembros ambos de la pequeña burguesía corso-italiana. Su padre trabajaba como abogado y luchó por la independencia de Córcega; después de que los franceses ocuparan la isla en 1768, ejerció como fiscal y juez e ingresó en la aristocracia francesa con el título de conde. Gracias a la influencia de su padre, la formación de Napoleón en Brienne y en la Escuela Militar de París estuvo subvencionada por el propio rey Luis XVI. Terminó sus estudios en 1785 —a los 16 años— y sirvió en un regimiento de artillería con el grado de teniente.
Una vez que dio comienzo la Revolución Francesa, pasó a ser teniente coronel de la Guardia Nacional corsa (1791); sin embargo, cuando Córcega declaró su independencia en 1793, Bonaparte, decididamente partidario del régimen republicano, huyó a Francia con su familia. Fue nombrado jefe de artillería del ejército encargado de la reconquista de Tolón, una base naval alzada en armas contra la República con el apoyo de Gran Bretaña (que junto a Prusia, Austria, Holanda y España, tras la declaración de guerra francesa a ésta última, habían constituido la Primera Coalición contra Francia en 1793). Reemplazó a un general herido, y, distribuyendo hábilmente sus cañones, expulsó del puerto a las naves británicas y reconquistó finalmente esta posición. Como recompensa por su acción Bonaparte fue ascendido a general de brigada a la edad de 24 años. En 1795 salvó al gobierno revolucionario restableciendo el orden tras una insurrección realista desatada en París. En 1796 contrajo matrimonio civil con Josefina de Beauharnais, viuda de un aristócrata guillotinado durante la Revolución y madre de dos hijos.
2
LAS PRIMERAS CAMPAÑAS
Napoleón fue nombrado comandante del ejército francés en Italia en 1796. Derrotó sucesivamente a cuatro generales austriacos cuyas tropas eran superiores en número, y obligó a Austria y sus aliados a firmar la paz. El Tratado de Campoformio estipulaba que Francia podía conservar los territorios conquistados, en los que Bonaparte fundó, en 1797, la República Cisalpina (Venecia), la República Ligur (Génova) y la República Transalpina (Lombardia), y fortaleció su posición en Francia enviando al Tesoro millones de francos. En 1798 dirigió una expedición a Egipto, que se encontraba bajo el dominio turco, para cortar la ruta británica hacia la India. Aunque conquistó este país, su flota fue destruida por el almirante británico Horatio Nelson y el militar francés quedó aislado en el norte de África tras ser derrotado en la batalla del Nilo. Bonaparte no se desanimó ante este contratiempo y se dedicó a la reforma de la administración y legislación egipcias: la servidumbre y el feudalismo fueron abolidos y los derechos básicos de los ciudadanos garantizados. Los eruditos franceses que le habían acompañado en el viaje comenzaron a estudiar la historia del antiguo Egipto y a realizar diversas excavaciones arqueológicas. No consiguió conquistar Siria en 1799, pero logró una victoria aplastante sobre los turcos en Abukir. Mientras tanto, Francia hacía frente a una nueva situación internacional: Austria, Rusia, Nápoles y Portugal se habían aliado con Gran Bretaña, configurando la Segunda Coalición.
3
LA FRANCIA NAPOLEÓNICA
Napoleón decidió abandonar a su ejército y regresar a Francia para salvar el país ante la crisis del Directorio. Cuando llegó a París se unió a una conspiración contra el gobierno. Bonaparte y sus compañeros tomaron el poder durante el golpe de Estado del 9-10 de noviembre de 1799 (18-19 de brumario según el calendario revolucionario) y establecieron un nuevo régimen, el Consulado. Según la constitución del año VIII, Napoleón, que había sido nombrado primer cónsul, disponía de poderes casi dictatoriales. La Constitución del año X, por él dictada en 1802, otorgó carácter vitalicio a su consulado y, finalmente, se proclamó emperador en 1804. El electorado mostró su respaldo absoluto a cada una de estas reformas. Bonaparte cruzó los Alpes con un ejército en 1800 y derrotó a los austriacos en la batalla de Marengo, con lo que su poder quedó afianzado. Entabló negociaciones para restablecer la paz en Europa y conseguir que el Rin fuera reconocido como la frontera oriental de Francia. Asimismo, firmó el Concordato de 1801 con el papa Pío VII, que apaciguó los ánimos en el interior del país al poner fin al enfrentamiento con la Iglesia católica, originado desde el inicio de la Revolución. En cuanto a la política interior, Napoleón reorganizó la administración, simplificó el sistema judicial y sometió a todas las escuelas a un control centralizado. La legislación civil francesa quedó tipificada en el Código de Napoleón y en otros seis códigos que garantizaban los derechos y libertades conquistados durante el periodo revolucionario, incluida la igualdad ante la ley y la libertad de culto.
4
LAS GUERRAS DE CONQUISTA
Joachim Murat
Nombrado en 1808 rey de Nápoles por su cuñado, el emperador Napoléon I Bonaparte, Joachim Murat había mandado pocos meses antes los ejércitos franceses que invadieron España. Siete años más tarde combatió infructuosamente contra el Imperio Austriaco y perdió el trono napolitano. Este retrato suyo es obra del pintor francés de la primera mitad del siglo XIX François Gérard y se encuentra en el palacio de Versalles.

Gran Bretaña, irritada por la hostilidad de las acciones de Napoleón, reanudó la guerra naval con Francia en abril de 1803. Dos años después, Rusia y Austria se unieron a Gran Bretaña en la Tercera coalición. Napoleón descartó su plan de invadir Inglaterra y dirigió sus ejércitos contra las fuerzas austro-rusas, a las que derrotó en la batalla de Austerlitz el 2 de diciembre de 1805. Conquistó el reino de Nápoles en 1806 y nombró rey a su hermano mayor, José; se tituló rey de Italia (1805), desintegró las antiguas Provincias Unidas (hoy Países Bajos), que en 1795 había constituido como República de Batavia, y fundó el reino de Holanda, al frente del cual situó a su hermano Luis, y estableció la Confederación del Rin (que agrupaba a la mayoría de los estados alemanes) que quedó bajo su protección. Fue entonces cuando Prusia y Rusia forjaron una nueva alianza y atacaron a la confederación. Napoleón aniquiló al ejército prusiano en Jena y Auerstedt (1806) y al ruso en Friedland. En Tilsit (julio de 1807), estableció un acuerdo con el zar Alejandro I por el que se reducía enormemente el territorio de Prusia (véase Tratados de Tilsit); también incorporó nuevos estados al Imperio: el reino de Westfalia, gobernado por su hermano Jerónimo, y el ducado de Varsovia, entre otros.

Batalla de Austerlitz
Este grabado, Batalla de Austerlitz, que se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia, en París, muestra el encuentro de las tropas francesas y las austro-rusas en Austerlitz (actual Slavkov, o Brna, en la República Checa), el 2 diciembre de 1805. Pese a su inferioridad numérica, las tropas francesas obtuvieron la victoria y, el siguiente 26 de diciembre, Austria firmó el Tratado de Pressburgo, por el que reconocía a Napoleón I Bonaparte como rey de Italia y concedía territorios en Baviera y el norte de Italia a Francia.

Durante este tiempo Bonaparte había impuesto el Sistema Continental en Europa, que consistía en un bloqueo sobre las mercancías británicas con el propósito de arruinar el poderoso comercio de Gran Bretaña. Conquistó Portugal en 1807 y en 1808 nombró a su hermano José rey de España, tras lograr la abdicación de Fernando VII en Bayona e invadir el país, dejando Nápoles como recompensa para su cuñado, Joachim Murat. La llegada a España de José Bonaparte recrudeció la guerra de la Independencia española. Napoleón se trasladó a España durante un tiempo y consiguió varias victorias, pero la lucha se reanudó tras su partida, prolongándose durante cinco años la guerra entre las tropas francesas y las españolas (apoyadas por Gran Bretaña), jugando un papel fundamental la lucha de guerrillas. Este conflicto supuso un gran desgaste humano (se ha estimado en 300.000 bajas) y económico para Francia que contribuyó al debilitamiento final del Imperio napoleónico.
Bonaparte venció a los austriacos en Wagram en 1809, convirtió los territorios conquistados en las Provincias Ilirias (en la actualidad parte de Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia y Montenegro) y conquistó los Estados Pontificios. Después de repudiar a Josefina, contrajo matrimonio en 1810 con María Luisa, archiduquesa de Austria e hija del emperador austriaco Francisco I, perteneciente a la Casa de Habsburgo. Con este enlace vinculaba su dinastía a la más antigua de la casas reales de Europa, con la esperanza de que su hijo, nacido en 1811 y al que otorgó el título de rey de Roma como heredero del Imperio, fuera mejor aceptado por los monarcas reinantes. El Imperio alcanzó su máxima amplitud en 1810 con la incorporación de Bremen, Lübeck y otros territorios del norte de Alemania, así como con el reino de Holanda, después de obligar a abdicar a su hermano Luis I Bonaparte.
5
LA EUROPA NAPOLEÓNICA

José I Bonaparte
José Bonaparte, hermano mayor del emperador francés Napoleón I, reinó en España como José I desde 1808 hasta 1813, durante buena parte del conflicto que la historiografía pasó a denominar guerra de la Independencia española. Asimismo gracias al poder ejercido por Napoleón sobre determinados territorios europeos, José había ocupado el trono de Nápoles entre 1806 y su asunción de la corona española. Falleció en julio de 1844 en la ciudad italiana de Florencia, muchos años después del final de su actividad política.

El Código Napoleónico se implantó en todos los Estados creados por el Emperador. Se abolieron el feudalismo y la servidumbre y se estableció la libertad de culto (salvo en España). Le fue otorgada a cada Estado una constitución en la que se concedía el sufragio universal masculino y una declaración de derechos y la creación de un parlamento; fue instaurado el sistema administrativo y judicial francés; las escuelas quedaron supeditadas a una administración centralizada y se amplió el sistema educativo libre de manera que cualquier ciudadano pudiera acceder a la enseñanza secundaria sin que se tuviera en cuenta su clase social o religión. Cada Estado disponía de una academia o instituto destinado a la promoción de las artes y las ciencias, al tiempo que se financiaba el trabajo de los investigadores, principalmente el de los científicos. La creación de gobiernos constitucionales siguió siendo sólo una promesa, pero el progreso y eficacia de la gestión fueron un logro real.
Para América Latina, la figura de Napoleón Bonaparte es fundamental. Su intervención en España, las abdicaciones de Carlos IV y Fernando VII, la entrega del trono español a su hermano José, que reinó en España y las Indias con el título de José I; la promulgación de la Constitución de Bayona en 1808, que reconocía la autonomía de las provincias americanas del dominio español; sus pretensiones de reinar sobre aquellos inmensos territorios, cuyos habitantes nunca quisieron aceptar los planes y designios del emperador, son elementos básicos para entender los movimientos de emancipación y las guerras hispanoamericanas por su independencia.
6
LA CAÍDA DE NAPOLEÓN
Napoleón II
Esta miniatura del artista austriaco del siglo XIX Moritz Michael Daffinger, conservada en el Museo del Risorgimento de la ciudad italiana de Milán, retrata a Napoleón Francisco Bonaparte, hijo de Napoleón I Bonaparte y de la archiduquesa de Austria, María Luisa, quien recibió el título de rey de Roma cuando nació en 1811, en reconocimiento de su dignidad de heredero imperial. Los bonapartistas leales le proclamaron en Francia emperador, con el nombre de Napoleón II, el 28 de junio de 1815, poco después de la batalla de Waterloo y de la segunda abdicación de su padre, pero fue destituido antes de que transcurriera una semana.

La alianza de Bonaparte con el zar Alejandro I quedó anulada en 1812 y Napoleón emprendió una campaña contra Rusia que terminó con la trágica retirada de Moscú. Después de este fracaso, toda Europa se unió para combatirle y, aunque luchó con maestría, la superioridad de sus enemigos imposibilitó su victoria. Sus mariscales se negaron a continuar combatiendo en abril de 1814. Al ser rechazada su propuesta de renunciar a sus derechos en favor de su hijo, hubo de abdicar, permitiéndole conservar el título de emperador y otorgándosele el gobierno de la isla de Elba. María Luisa y su hijo quedaron bajo la custodia del padre de ésta, el emperador de Austria Francisco I, y Napoleón no volvió a verlos nunca, a pesar de su dramática reaparición. Escapó de Elba en marzo de 1815, llegó a Francia y marchó sobre París tras vencer a las tropas enviadas para capturarle, iniciándose el periodo denominado de los Cien Días. Establecido en la capital, promulgó una nueva Constitución más democrática y los veteranos de las anteriores campañas acudieron a su llamada, comenzando de nuevo el enfrentamiento contra los aliados. El resultado fue la campaña de Bélgica, que concluyó con la derrota en la batalla de Waterloo el 18 de junio de 1815. En París las multitudes le imploraban que continuara la lucha pero los políticos le retiraron su apoyo, por lo que abdicó en favor de su hijo, Napoleón II. Marchó a Rochefort donde capituló ante el capitán del buque británico Bellerophon. Fue recluido entonces en Santa Elena, una isla en el sur del océano Atlántico. Permaneció allí hasta que falleció el 5 de mayo de 1821.
7
LA LEYENDA DE NAPOLEÓN
El culto a Napoleón comenzó en vida del emperador; el propio Bonaparte lo fomentó durante su primera campaña divulgando sus victorias de forma sistemática. Como primer cónsul y emperador encargó la realización de obras hagiográficas a los mejores escritores y artistas de Europa y favoreció esta idolatría mediante la celebración de ceremonias conmemorativas de su gobierno en las que aparecía como el artífice de la época más gloriosa de Francia; solía decir que había conservado las conquistas de la Revolución Francesa y ofrecido sus beneficios a toda Europa en un intento de fundar una federación europea de pueblos libres.
Sus restos fueron trasladados a París en 1840 a petición del rey Luis Felipe I de Orleans y se enterraron con grandes honores en los Inválidos, donde permanecen actualmente.
8
VALORACIÓN
El Arco de Triunfo (París)
Napoleón Bonaparte, emperador de Francia, encargó en 1806 la construcción del Arco de Triunfo para conmemorar sus victorias. Este monumento, que tiene 50 metros de alto y 45 de ancho, está situado en el extremo occidental de los Campos Elíseos de París. En sus muros interiores se hayan inscritos los nombres de numerosos generales y victorias de Napoleón.

La influencia de Napoleón sobre Francia puede apreciarse incluso hoy en día. Los monumentos en su honor se encuentran por doquier en París; el más señalado es el Arco del Triunfo, situado en el centro de la ciudad y erigido para conmemorar sus victoriosas campañas. Su espíritu pervive en la constitución de la V República y el Código de Napoleón sigue siendo la base de la legislación francesa y de otros estados, y tanto el sistema administrativo como el judicial son esencialmente los mismos que se instauraron durante su mandato; igualmente se mantiene el sistema educativo regulado por el Estado. Las reformas radicales que aplicó Napoleón en otras partes de Europa alentaron las sucesivas revoluciones del siglo XIX de carácter liberal y nacionalista.
Aparte de su importancia como transmisor de las ideas e instituciones revolucionarias a Europa, lo que, avanzado el siglo XIX consagraría a esta centuria como el periodo paradigmático de las revoluciones liberales, Napoleón dejó una inigualada impronta como un genio militar. Cuando se encontraba exiliado en Santa Elena dijo 'Waterloo borrará de la memoria todas mis victorias', pero se equivocaba. Napoleón es recordado más por sus dotes como estratega que por su gobierno ilustrado.


George Washington




George Washington


George Washington (1732-1799), primer presidente de los Estados Unidos (1789-1797) y uno de los líderes más importantes de la historia de Estados Unidos. Su papel en la obtención de la independencia de las colonias americanas y más tarde en unificarlos bajo el nuevo gobierno federal de los EE.UU. no puede ser sobrestimado. Trabajando contra grandes dificultades, creó el Ejército Continental, que luchó y ganó la Revolución Americana (1775-1783), con  lo que era poco más que una turba armada. Después de una lucha de ocho años, su estrategia  para la victoria trajo la  derrota final a los británicos en Yorktown, Virginia, y obligó a Gran Bretaña a conceder la independencia a sus colonias  de ultramar.


Gabinete de George Washington
Título
Nombre
Oficina

Presidente
George Washington
1789, 1793
Vice Presidente
John Adams
1789, 1793
Secretario de Estadof  
Thomas Jefferson
Edmund Randolph
Timothy Pickering
1790
1794
Diciembre . 1795
Secretario de Guerra
Henry Knox
Timothy Pickering
James McHenry
1789
Enero. 1795
1796
Secretario del Tesoro
Alexander Hamilton
Oliver Wolcott, Jr.
1789
1795
Fiscal General
Edmund Randolph
William Bradford
Charles Lee
1790
1794
1795



Con la victoria ganada, Washington era el hombre más respetado en los Estados Unidos. Una persona menor podría haber usado este poder para establecer una dictadura militar o para convertirse en rey. Washington severamente reprimió  todos los intentos en su nombre instrumentados por  sus oficiales y continuó obedeciendo al débil y dividido Congreso Continental. Sin embargo, nunca dejó de trabajar por la unión de los estados bajo un gobierno central fuerte. Él era una influencia importante en persuadir a los estados a participar en la Convención Constituyente, que él presidió, y utilizó su inmenso prestigio para ayudar a culminar, la Constitución de los Estados Unidos.
Aunque agotado por años de servicio a su país, Washington aceptó de mala gana la presidencia de los Estados Unidos. Probablemente ningún otro hombre podría haber tenido éxito en la unificación  de los estados en una unión duradera. Washington entiende completamente el significado de su presidencia. "Yo camino en un terreno inexplorado", dijo. "No hay casi ninguna parte de mi conducta en lo sucesivo no se puede dibujar en los precedentes." Durante los ocho años en el poder, Washington estableció las directrices para los futuros presidentes.
Washington vivió sólo dos años después de entregar la presidencia a su sucesor, John Adams. El homenaje famoso por el general Henry Lee, " Primero en la guerra, primero en la paz, y primero en los corazones de sus compatriotas", refleja con exactitud las emociones que despierta la muerte de Washington. Las generaciones posteriores han coronado este homenaje con el título de:"Padre de la Patria".
  TEMPRANA VIDA
George Washington nació en la finca de su padre en el condado de Westmoreland, Virginia, el 22 de febrero de 1732. Él era el hijo mayor de un agricultor  de  Virginia, Augustine Washington, por su segunda esposa, Mary Ball. La familia Washington era descendiente de dos hermanos, John y Washington Lawrence, quien emigró de Inglaterra a Virginia en 1657. El ascenso de la familia a la modesta riqueza en tres generaciones fue el resultado de la aplicación constante de la agricultura, la compra de tierras y el desarrollo de las industrias locales.
El joven George parece haber recibido la mayor parte de su educación, de su padre y, después de la muerte del padre en 1743, de su hermanastro mayor Lawrence. El niño tenía un gusto por las matemáticas, y lo aplicó a la adquisición de un conocimiento de la topografía, que era una habilidad muy de la demanda en un país donde la gente estaba buscando nuevas tierras en el Oeste. Para los virginianos de ese momento el Oeste significaba principalmente la parte alta del valle del río Ohio. A lo largo de su vida, George Washington mantuvo un gran interés en el desarrollo de estas tierras del oeste, y de vez en cuando adquirió propiedades allí.
George creció un hombre alto, joven y fuerte, que sobresalió en actividades al aire libre, le gusta la música y representaciones teatrales, y era un poco torpe con las chicas, pero aficionado a la danza. Su motor era la ambición de ganar riqueza y la eminencia y hacer bien lo que él puso su mano en.
Su primera aventura real como un niño acompañaba a un partido que examinaba al Valle de Shenandoah de Virginia del norte y descendiendo el río Shenandoah en canoa. Una sugerencia anterior de que se le envió a la mar parece haber sido desalentado por su tío Bola Joseph, quien describió las perspectivas de un joven desconocido colonial en la Marina británica de ese día, como tal, que "sería mejor poner un aprendiz de hojalatero . "Cuando tenía 17 años, fue nombrado inspector de Culpeper County, Virginia, la primera oficina pública que sostenía.
En 1751 George tuvo su primera experiencia y sólo de tierras extranjeras cuando acompañó a su medio hermano Lawrence a la isla de Barbados, en las Indias Occidentales. Lawrence estaba gravemente enfermo de tuberculosis y pensamos que el clima podría ayudar, pero el viaje le hizo poco bien. Por otra parte, George fue atacado por la viruela. Él llevaba las cicatrices de la enfermedad por el resto de su vida. Afortunadamente, esta experiencia le dio inmunidad a la enfermedad, que fue más tarde a diezmar las tropas coloniales durante la revolución americana.
III Carrera temprana
Un oficial de la milicia
Lawrence murió en 1752. Bajo los términos de su testamento, George pronto adquirió la hermosa finca de Mount Vernon, en el condado de Fairfax, una de las seis fincas entonces en poder de los intereses de la familia de Washington. Además, la muerte de su amado medio hermano abrió otra puerta hacia el futuro. Lawrence había ocupado el puesto de ayudante en la milicia colonial. Esta fue una cita asalariado a tiempo completo, que lleva el rango de mayor, y contó con la inspección, reuniendo, y la regulación de las empresas de diversas milicias. Washington parece haber estado seguro de poder hacer un ayudante eficiente a la edad de 20 años, a pesar de que era entonces sin experiencia militar. En noviembre de 1752 fue nombrado ayudante del distrito sur de Virginia por el gobernador Robert Dinwiddie.
Primera Misión A1
Durante el verano siguiente, Virginia estaba alarmado por los informes de que una expedición francesa de Canadá fue la creación de puestos en las cabeceras del río Ohio y tratando de hacer tratados con los pueblos nativos americanos. Gobernador Dinwiddie recibido órdenes de Gran Bretaña para exigir el retiro inmediato francés, y el mayor Washington inmediatamente se ofreció a llevar el mensaje del gobernador, el comandante francés. Su ambición en este momento era asegurar la preferencia real por una comisión en el ejército británico regular, y esta expedición le prometió traer a la atención del rey.
Washington tomó consigo a un hombre de la frontera hábil y experimentado, Christopher Gist, junto con un intérprete y otros cuatro hombres. Llegar a las horquillas de la Ohio, encontró que los franceses se habían retirado hacia el norte para el invierno. Después de negociaciones inconclusas con los nativos americanos que viven allí, que eran miembros de la Confederación Iroquois, siguió adelante y finalmente entregó el mensaje Dinwiddie al comandante francés en Fort Le Boeuf, no lejos del lago Erie. La respuesta fue cortés pero firme: Los franceses estaban allí para quedarse. Volviendo, Washington llegó a Williamsburg, la capital de Virginia, para entregar esta palabra al gobernador a mediados de enero de 1754, después de haber hecho un viaje por el desierto duro de más de 1600 km (1000 mi) en menos de tres meses. Con su informe que presentó un mapa de su ruta y una fuerte recomendación de que un fuerte Inglés erigirse en la confluencia del Ohio lo más rápidamente posible, antes de que los franceses regresaron a esa posición estratégica en la primavera.
Dinwiddie, quien era un importante accionista en las empresas que explotan las tierras del oeste, actuó con prontitud sobre esta sugerencia. Él envió a William Trent con una pequeña fuerza para empezar a construir la fortaleza. Major Washington fue elevar una columna de 200 hombres a seguir y reforzar el grupo de avanzada.
A2 Promoción
Esta fue la primera experiencia de Washington con las dificultades de criar tropas mientras que carecen de equipo, ropa y fondos. Al parecer, pensaba que sus esfuerzos merecen cierto reconocimiento y aplicado con éxito a Dinwiddie para encargar un teniente coronel. Salió de Alexandria, Virginia, a principios de abril con unos 150 soldados mal equipados y medio entrenado.
A3 primeras batallas
Antes de que él se había avanzado muy lejos, Washington recibió la noticia de que los franceses habían llevado hombres de Trent vuelta de las horquillas de Ohio. No se volvió atrás, pero siguió adelante para establecer una posición avanzada de la que, cuando se refuerzan, esperaba cambiar las tornas. Dejó parte de sus hombres a trabajar construyendo una empalizada de registro, a la que llamó Fort Necessity. El 27 de mayo de 1754, sorprendió a una fuerza francesa en el bosque y se encamina tras una corta batalla. El comandante francés, Alférez Joseph Coulon, Sieur de Jumonville, resultó muerto en el enfrentamiento, y Washington tomaron prisioneros a Fort Necesidad. Había ganado su primera victoria.
Los franceses, al enterarse de la muerte Jumonville, envió una fuerza mayor. Por desgracia para Washington, estas tropas llegaron necesidad de la fortaleza antes de haber recibido cualquiera de los hombres o los suministros que se esperan de Virginia. El 3 de julio la fortaleza fue atacada por los franceses y los iroqueses algunos que se habían aliado con ellos, a partir de lo que se llamaría la Guerra Francesa e India (1754-1763). La fortaleza no tenía los soldados o los brazos para aguantar. Sin embargo, los franceses se ofrecen términos de rendición que no eran humillantes: los virginianos habían de abandonar el fuerte y retirarse a sus propios asentamientos, dejando a dos rehenes de la buena fe. Papeles de Washington y de la revista fueron tomadas, y que iba a firmar un documento de renuncia. Washington aceptó los términos el 4 de julio después de que el documento de renuncia fue traducido por él y no parece contener ninguna de las declaraciones ofensivas.
De vuelta en Williamsburg, Washington se había hecho famoso. La victoria sobre Jumonville fue aplaudido, y no se le culpó de la entrega de su fortaleza a fuerzas superiores. La expedición fue escrito en una revista británica y con ello llegó a oídos del rey II, George. La revista citó a Washington diciendo que él encontró "algo encantador" en el sonido de las balas zumbando junto a su cabeza en la escaramuza Jumonville. Ante esto, el rey comentó: "No lo diría si hubiera sido utilizado para escuchar a muchos."
Había dos repercusiones que causaron Washington algunos arrepentimientos. En primer lugar, se encontró con que su traductor se había equivocado. Una traducción exacta del documento de rendición mostró que contenía la frase "asesinato del señor de Jumonville", dando a entender que Washington había matado al comandante francés deshonrosamente. En segundo lugar, el francés publicó una traducción de la revista de Washington. Pero fue muy editada y el énfasis cambiado para que parezca que los soldados franceses no eran más que una misión diplomática. Representantes de King George investigó el asunto, pero estaban convencidos de que Washington había actuado correctamente. No se llevó a cabo para dar cuenta del error de su traductor.
B Aide-de-Camp
Washington había logrado captar la atención del rey, pero él no tuvo la comisión real que él esperaba. Asesores militares del rey, si bien admitió su "coraje y resolución", cree que los oficiales del ejército regular británico estaban mejor calificados para conducir a las tropas contra los franceses. Más tarde, en 1754, el ejército de Virginia fue reorganizada de acuerdo con esa opinión, la política ahora se hace: los oficiales del ejército regular que vienen de Gran Bretaña tendría ahora el mando de oficiales que tenían comisiones coloniales. Esto significaba que Washington podría encontrarse informar a los oficiales que superó y que tenía menos experiencia que él tenía. Encontrar esa posibilidad intolerable, renunció a su comisión. Sin embargo, una fuerza británica al mando del Mayor General Edward Braddock llegó a principios de 1755 con la orden de expulsar a los franceses de Fort Duquesne, que habían construido en la confluencia del Ohio. Local de reputación militar de Washington fue tal que Braddock le invitó a formar parte del staff como voluntario aide-de-camp.
El avance era lento, y los soldados británicos no estaban en su mejor momento en la guerra de los bosques. El 9 de julio de 1755, la columna fue sorprendido y derrotado por los franceses y sus aliados nativos americanos, a sólo 11 km (7 millas) de Fort Duquesne. Las tropas británicas, en palabras de Washington, eran "inmediatamente golpeó con tal Panick mortal que nada más que confusión prevail'd entre ellos." Braddock fue herido mortalmente. Washington hizo todo lo posible para tratar de reunir a los clientes habituales y utilizar algunas tropas de Virginia para cubrir la retirada. Su frescura y valentía bajo fuego mejorado su reputación.
B1 comandante de la milicia
La frontera occidental de Virginia estaba peligrosamente expuesto, y en agosto de 1755, el Gobernador Dinwiddie nombrado Washington comandante en jefe de todas las tropas de la colonia, con el rango de coronel. Durante los siguientes tres años, Washington luchado con los problemas amargos y sin fin de la defensa de la frontera. Él nunca tenía suficientes recursos para establecer más de un mosaico de la seguridad, pero que adquirió una valiosa experiencia en la conducción de la guerra con los problemas logísticos y políticos propios de las condiciones americanas. En el otoño de 1758 tuvo la satisfacción de mando de un regimiento de Virginia bajo el general británico John Forbes, quien se recuperó Fort Duquesne de los franceses y le cambió el nombre de Fort Pitt.
Con el objetivo estratégico de Virginia alcanzado, el coronel Washington renunció a su cargo y volvió su atención a la vida tranquila de un plantador de Virginia. En enero de 1759 se casó con Martha Dandridge Custis, una viuda joven encantadora y rica.
Virginia C Planter
Como plantador, Washington mostró interés entusiasta en la mejora de la productividad de sus campos y la calidad de su ganado. Leyó todas las obras disponibles en la agricultura progresiva y constantemente experimenta en la rotación de cultivos. Él invirtió en nuevos implementos y utilizado nuevos métodos y fertilizantes. Él encontró que la plantación de tabaco solamente, el cultivo comercial principal de Virginia, no pagó. Era demasiado dependiente de las condiciones meteorológicas, el estado del mercado británico, y la honestidad de los agentes británicos que lograron al final de las operaciones en el extranjero. Él desarrolló la pesca, el aumento de su producción de trigo, estableció un molino y ferrería An, y enseñó a sus esclavos de tela tejido y otras artesanías.
C1 El mayor Washington
Durante sus años como hacendado, Washington madurado de un joven ambicioso en el patriarca del clan de Washington y miembro sólida de la sociedad de Virginia. Se quedó un tanto tímido y reservado durante toda su vida. Era sensible y emocional, con un temperamento violento que por lo general mantiene firmemente en su cheque. Pero, sobre todo, era un hombre de gran dignidad personal. Su relación con la familia Fairfax ricos y poderosos, a través de su medio hermano de Lawrence matrimonio, tal vez tanto como sus propias energías, lo convirtió en un rico terrateniente y, desde 1759 hasta 1774, miembro de la Cámara de los Burgueses, la cámara baja del la legislatura de Virginia. En total, como Washington prosperó y creció con sus responsabilidades, su personaje se enriqueció y creció al mismo ritmo.
La perspectiva de Washington ampliado, y se vio envuelto en las protestas de los residentes de Virginia contra las restricciones de la regla británica. Se convirtió en anual más convencido de que los ministros del rey y los comerciantes británicos y los financieros estadounidenses consideran como inferiores y trató de controlar "nuestra sustancia entera." Su experiencia durante la guerra le había dado amplia evidencia del desprecio que sienten los británicos militares para oficiales coloniales. Ahora empezamos a ver la creciente división entre los verdaderos intereses del pueblo norteamericano y la opinión se tiene de los intereses de Gran Bretaña. Como miembro de la Cámara de los Burgueses se opuso a medidas tales como la Ley del Timbre de 1765, que impuso un impuesto a las colonias sin consultarlos, y previó que la política británica se estaba moviendo hacia la supresión de la autonomía en los Estados Unidos en conjunto.
Antibritánicos Washington sentimientos se vieron reforzadas por la introducción de las Leyes de Townshend en 1767. Estos actos impone impuestos más impopulares. Su voz se unió en la toma de Virginia en 1770 para tomar represalias por la prohibición imponibles productos británicos de la colonia. Su creencia en el derecho de las colonias de acción libre resuena en sus palabras escritas a Virginia estadista George Mason: "... como último recurso ... Los estadounidenses deberían estar dispuestos a tomar las armas para defender sus libertades ancestrales de las incursiones de nuestros Maestros señoriales en Gran Bretaña ".
C2 dirigente político
En 1774, cuando el espíritu de la resistencia americana estaba bien desarrollada, Washington se había convertido en uno de los virginianos clave apoyando la causa colonial. Fue elegido para el Primer Congreso Continental, una asamblea de delegados de las colonias para decidir sobre las acciones a tomar en contra de Gran Bretaña. Aunque no entró mucho en el debate, su punto de vista era uniformemente buena y aceptable. Sin embargo, sabía que más resoluciones de papel sería necesario para salvaguardar las libertades estadounidenses, y pasó el invierno de 1774 y 1775 la organización de compañías de milicia de Virginia.
Cuando Washington asistió al Segundo Congreso Continental en mayo de 1775, él apareció en el uniforme azul y beige de la milicia del condado de Fairfax. Estos colores fueron adoptados más tarde por el ejército de las colonias, llamado el Ejército Continental. Al entrar en la sala, el país ya estaba sonando con la noticia de Massachusetts, donde las batallas de Lexington y Concord habían luchado, y el único ejército británico en las colonias fue sitiado en Boston por la milicia de los pueblos de los alrededores (ver americana Revolución).
IV GENERAL DEL EJERCITO CONTINENTAL
El 15 de junio de 1775, el Congreso Continental eligió por unanimidad a George Washington como general y comandante en jefe de su ejército. Fue elegido por dos razones básicas. En primer lugar, era respetado por sus habilidades militares, su desinterés y su fuerte compromiso con la libertad colonial. En segundo lugar, Washington era un virginiano, y se esperaba que su nombramiento sería obligar a las colonias del sur más de cerca a la rebelión en Nueva Inglaterra. El congresista John Adams de Massachusetts fue el espíritu en movimiento para asegurar el mando de Washington. Se dio cuenta de que, a pesar de que la guerra había comenzado en Massachusetts, el éxito podría venir sólo si todas las 13 colonias se unieron en la protesta y en su voluntad de luchar.
El 25 de junio de 1775, partió hacia Washington Massachusetts, y el 3 de julio, se detuvo su caballo bajo un olmo, por el que, en Cambridge, sacó su espada, y formalmente tomó el mando del Ejército Continental. En su orden general del día siguiente, el énfasis de Washington estaba en la unidad: "... es de esperar que toda distinción de colonias se dejó a un lado, por lo que uno y el mismo espíritu puede animar el todo, y ser el único concurso, quien deberá rendir, en esta gran ocasión y tratando, el servicio más esencial para la causa común en la que todos estamos comprometidos. "Con este alto ideal de la unidad en una causa común, Washington mantuvo inquebrantablemente leal a través de muchas pruebas y decepciones. De hecho, él se convertiría en el símbolo viviente de una unidad nacional que a veces parecía tener poca sustancia real.
Un edificio de un Ejército
Washington encontró a su ejército con la moral alta, debido a las fuertes pérdidas sufridas por las tropas británicas en la batalla de Bunker Hill el 17 de junio. Estaba contento por lo que había sido hecho a afianzar el frente americano semicircular, pero estaba consternado por la desorganización y la falta de disciplina entre sus soldados y la ignorancia de los oficiales de sus funciones. Además, pronto se dio cuenta que el plazo de notificación de la mayoría de sus hombres estaba a punto de expirar, produciendo para él la doble tarea de tratar de formar un ejército mientras levanta otro para ocupar su lugar.
Washington comenzó inmediatamente a impresionar estas dificultades en el Congreso, señalando la necesidad de plazos más largos de alistamiento. Él pidió una mejor paga, el único que podía inducir a los hombres a alistarse para el largo necesario. Casi de inmediato se le ocurrió contra el miedo del Congreso de que un ejército permanente traería consigo el peligro de una dictadura militar. Los legisladores sólo poco a poco comprendió que el peligro inmediato de dictadura política por los ministros del rey era mucho más real que una posible amenaza futura de un dictador militar.
Sin embargo, Washington hizo lo mejor que pudo con los medios disponibles. Él tomó medidas severas para restablecer la disciplina. La insubordinación y deserción se castigaba con azotes por las cat-o'-nueve-colas. A pocos desertores, especialmente los que repiten el delito, fueron ahorcados. El peor problema de la oferta fue la escasez de pólvora. Se ve obstaculizado todos los planes de Washington durante meses, y hace un llamamiento a las colonias vecinas trajeron poco de ayuda.
A1 Siege of Boston
Mientras tanto, el único ejército británico en América del Norte se mantuvo encerrado en Boston durante todo el invierno. No hubo pelea real, pero Washington se estaba preparando una sorpresa para Sir William Howe, el comandante británico. Durante el invierno 50 cañones pesados ​​de la captura británico Fort Ticonderoga en el norte de Nueva York fueron arrastrados por el trineo a Boston. En una jugada brillante, Washington montado el cañón en Dorchester Heights, que dominaba la ciudad. Howe, reconociendo que su posición era insostenible, evacuó la ciudad por mar el 17 de marzo de 1776. Desde allí, el británico fue a Halifax, Nova Scotia, donde Howe esperaba refuerzos desde el otro lado del Atlántico. Las colonias americanas rebeldes fueron, en su momento, totalmente libre de las tropas británicas.
A2 Llamamiento al Congreso
En medio de elogios del público y la alegría, Washington llegó a Nueva York, que era el objetivo obvio de las fuerzas británicas ahora se reúnen en Nueva Escocia. Después de haber visto a las medidas inmediatas necesarias para la defensa de la ciudad, se dirigió a Filadelfia con el fin de persuadir al Congreso para rectificar la situación de alistamiento. Esta vez se produjo en el brillante resplandor de la victoria, que le dio autoridad a sus argumentos.
El Congreso no sólo autorizó a tres años alistamientos para el futuro, pero también votó recompensas para los reclutas. Además, un Consejo permanente de la guerra y la artillería fue creado para tratar los asuntos militares en lugar de los comités provisionales que anteriormente habían ocupado esta responsabilidad. Sin embargo, estas medidas, aunque sabio, demostró de ninguna ayuda inmediata a Washington en la reunión de la que entonces era su principal problema militar: el inminente ataque británico en New York City.
B La Guerra del Norte
B1 Batalla de Long Island
Barcos ingleses que llevan las primeras unidades del ejército de Howe de 20.000 llegaron a Nueva York Bay el 29 de junio de 1776, y las tropas comenzaron a aterrizar en Staten Island. A mediados de agosto, la fuerza británica, que incluía mercenarios alemanes (los soldados que sirven meramente para el pago), había aumentado a más de 30.000, respaldada por un escuadrón naval de gran alcance. Howe se movía lentamente, y esto le dio a Washington tiempo para reunir una fuerza considerable de la milicia de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut. Aun así, su fuerza total no era más que 18.000, y al menos la mitad de ellos tenían poca o ninguna formación.
Washington teme que el movimiento de Howe apertura podría ser la de enviar naves hacia arriba del río Hudson a la tierra una gran fuerza detrás de la ciudad. Sin embargo, el general británico decidió comenzar sus operaciones de aterrizaje en Long Island. Las fortificaciones de América sólo había en Brooklyn Heights, cubriendo los accesos al East River y la isla de Manhattan. Unos 9.000 soldados estadounidenses, alrededor de la mitad de la fuerza total de Washington, estaban en Long Island cuando 20.000 soldados británicos y alemanes comenzaron a aterrizar en Gravesend Bay el 22 de agosto. Acerca de 4000 de los estadounidenses se desplegaron bien delante de las fortificaciones de Brooklyn Heights para observar y retrasar el avance del enemigo.
Estas colocaciones contingentes han sido más severamente criticado que cualquier otro acto militar de carrera de Washington, ya que su ejército expuesto al peligro de ser destruido pieza por pieza. Howe, moviéndose deliberadamente, hizo un ataque sorpresa contra los 4000 hombres en posiciones de vanguardia y la arrojó de vuelta en desbandada a Brooklyn Heights, con la pérdida de más de un tercio de sus miembros. De haber seguido al instante por medio de Howe lanzando toda su fuerza contra las líneas americanas en las alturas, seguramente los habría abrumado, y Washington habría perdido la mitad de su ejército. Sin embargo, al no hacerlo, le dio a Washington una oportunidad para recuperar su error original, una oportunidad de Washington se apoderó y explotados (véase Long Island, Battle of).
Durante las próximas 24 horas, trabajando desesperadamente contra el tiempo, ya que en cualquier momento los barcos de guerra británicos podrían bloquear su línea de retirada de Washington reunió a todas las barcazas, botes y pequeñas embarcaciones que pudo y hombres asignados de Massachusetts coronel Glover regimiento para operarlos. Durante la noche del 29 de agosto, bajo el mando personal de Washington y dirección, toda la fuerza estadounidense en Long Island, con todas sus tiendas, artillería y equipo, fue transportado a través del East River en Manhattan sin una sola baja.
B2 Retiro del Norte
Así, Washington brillantemente redimió su error original, y su conducta después de la guerra demostró que era capaz de aprender de la experiencia. Nunca volvió a presentar batalla a un ejército británico bajo condiciones que le negaban la plena libertad de acción para preservar su propio ejército en caso de guerra en su contra. Howe finalmente decidieron ocupar Nueva York el 15 de septiembre. Para evitar ser flanqueados, Washington volvió a caer y luchó acciones dilatorias en las alturas de Harlem y luego, en octubre, en White Plains (véase White Plains, Battle of).
Durante los dos últimos meses de 1776, Washington estaba en retroceso constante. Él estacionado una fuerza al mando del Mayor General de Heath cerca de West Point, Nueva York, para vigilar el ingreso vital para las tierras altas del estado de Nueva York. Luego se retiró a través del Hudson en Nueva Jersey y se movió lentamente hacia el suroeste hasta el río Delaware en Trenton. Allí se recogen todos los barcos disponibles y cruzaron el río en Pennsylvania el 8 de diciembre, así como la vanguardia de la columna de perseguir británicos entraron en la ciudad.
Este fue el momento más oscuro de la nueva república americana. Howe proclamó victoria completa. El Congreso compartió su punto de vista y huyeron hacia el sur de Filadelfia a Baltimore. Washington, con sólo un remanente de su ejército, unos 3000 hombres, parecía derrotado y ya no cuenta nada más.
B3 Batalla de Trenton
El 13 de diciembre de 1776, el general Charles Lee fue capturado en Nueva Jersey por una patrulla británica. El mando de sus tropas pasaron a general de brigada John Sullivan, quien inmediatamente marchó al sur para unirse a Washington. Esto planteó la fuerza total del comandante a 6000. Así reforzado, Washington planeó una victoria que electrificar todo el país. Los británicos se habían retirado la mayor parte de sus tropas para el invierno en Nueva York, dejando guarniciones dispersas de mercenarios alemanes en Nueva Jersey. Estas tropas alemanas fueron llamados arpilleras, porque la mayoría de ellos fueron contratados en el estado alemán de Hessen-Kassel. El más cercano de estas guarniciones de Hesse al campamento de Washington estaba en Trenton y constaba de unos 1200 hombres. Washington decidió capturar esta fuerza y ​​establezca la mañana del 26 de diciembre para el ataque. Estaba razonablemente seguro de que las tropas de soledad en una tierra extranjera habría tenido mucho que beber alcohol para celebrar el Día de Navidad, y todavía estaría aturdido por los efectos. Este era un buen momento para darles una sorpresa.
El 25 de diciembre, a pesar de una fuerte tormenta, Washington llevó a su pequeño ejército de 2500 a través del Delaware hielo atascado. La sorpresa fue completa. Intentos de las arpilleras "dispersos de resistencia se derrumbó en minutos, y la guarnición en el próximo post huyeron a toda prisa al recibir la noticia. Washington fue capaz de volver a cruzar el Delaware con sus prisioneros y el botín sin ser molestado. Pero consideraba Trenton sólo el comienzo porque ahora recibido tropas frescas que duplicaron el tamaño de sus fuerzas. Eran Pennsylvania milicianos que habían sido inducidos a extender sus reclutamientos después de que Washington prometió su propio dinero para cubrir su pago. El 29 de diciembre de 5000 hombres, volvió a cruzar el Delaware.
Batalla de Princeton B4
El objetivo de Washington ahora era obligar a los británicos a retirarse de New Jersey en conjunto y de la estación de su ejército en una posición segura en las colinas cerca de Morristown, Nueva Jersey, en el costado de la ruta británica a Filadelfia. Atacado en Trenton por una fuerza británica al mando del general Charles Cornwallis, se retiró durante la noche del 2 de enero de 1777. Luego rodeó el flanco británico y, cerca de Princeton, severamente derrotado tres regimientos británicos que marchan a reforzar Cornwallis. Washington, de nuevo eludido el cuerpo principal de las tropas británicas y se trasladó al norte a Morristown. Al atacar las líneas de suministro de Cornwallis, forzó a los británicos a retirarse a New York City. Así, los británicos se vieron obligados a abandonar todo, pero un pequeño rincón de Nueva Jersey para el control americano. Ver también Princeton, Batalla de Puebla.
B5 invierno en Morristown
En Morristown, durante el resto del invierno, la principal preocupación de Washington fue la contratación. Aunque los reclutas llegó lentamente, Washington tuvo la satisfacción de saber que ahora podrían caber en el marco de una organización ejército permanente. El Ejército Continental fue enteramente creación de Washington. Él había vencido todos los obstáculos, utilizando las lecciones de la experiencia dolorosa como hábilmente contra sus opositores en el Congreso como con las del campo de batalla.
B6 Captura de Filadelfia
Howe perdido los primeros seis meses de 1777 en escaramuzas débil en el norte de Nueva Jersey. Washington se reunió con esta acción audaz. Luego, en julio, cuando el general británico John Burgoyne era profunda en el desierto del norte de Nueva York y el estado plenamente comprometido, Howe cargada 14.000 soldados a bordo del barco y navegó para Filadelfia, dejando Burgoyne para hacer frente a los desastres inevitables.
B7 Brandywine
Washington no podía esperar mantener Howe de Filadelfia, pero por el bien de la moral no iba a abandonar la ciudad sin luchar. En una batalla defensiva en Brandywine Creek el 11 de septiembre un movimiento de giro por Cornwallis enrollado flanco derecho de Washington, pero la división estadounidense mayor general Nathanael Greene se enfrentaron en una robusta acción de retaguardia para cubrir la retirada de las unidades derrotadas (ver Brandywine, Batalla de las ). Esto habla bien para la mejora de la calidad de Continental de Washington Ejército. Howe se trasladó a Filadelfia sin ningún intento serio para dar seguimiento a su éxito.
B8 Germantown
El 5 de octubre, Washington hizo un ataque sorpresa contra los ingleses en Germantown, al oeste de Filadelfia, y obtuvo éxitos iniciales que no podría mantenerse debido a la niebla, confundiendo órdenes, y la resistencia británica stout (ver Germantown, Battle of). Pero la audacia de Washington para lanzar este ataque tan pronto después de su derrota en Brandywine Creek produjo un efecto favorable en el país y en Francia. La noticia de Brandywine y Germantown llegó a París en diciembre y se entregó a los ministros del gobierno francés la suficiente confianza en Washington para recomendar al rey Luis XVI que firmara un tratado de alianza con los Estados Unidos. Poco después llegó la noticia de que se había rendido Burgoyne en la Batalla de Saratoga, y las persistentes dudas del rey francés fueron vencidos.
B9 Valley Forge
Ejército de Howe pasó el invierno en lugares bastante cómodos en Filadelfia. El ejército de Washington invernado en condiciones de privación extrema en Valley Forge, Pennsylvania, donde pudieron observar cualquier movimiento Howe hizo. Fue durante este invierno que una coalición de miembros del Congreso y funcionarios descontentos intentaron reemplazar a Washington con el general Horatio Gates, en un esquema conocido como la cábala de Conway. Sin embargo, el resultado final de la cábala era establecer la influencia de Washington en el Congreso Continental sobre una base más sólida que antes.
B10 Alianza con Francia
El 1 de mayo de 1778, Washington enteró de la noticia que transformó la naturaleza de la guerra: un tratado de alianza había sido firmado entre los Estados Unidos y el rey de Francia. La reacción de Washington fue inmediata: "Si hay guerra entre Francia e Inglaterra, Filadelfia es una situación de no apto para el ejército al mando de Sir William Howe." Esta observación es la primera evidencia clara de la idea de tomar forma en la mente de Washington: coger un ejército británico en una situación en la que podría ser rodeado por una fuerza terrestre superior, con su huida por mar o refuerzo cortado. Washington no lo sabía, pero el bloqueo del ejército británico en Filadelfia era exactamente la empresa que el almirante francés, el conde d'Estaing, ya en el mar, tenía en mente. General Sir Henry Clinton, quien tomó el control de las fuerzas británicas cuando Howe dimitió esa primavera, fue avisado de la finalidad de la flota francesa y se retiró a sus hombres y el equipo a Nueva York. Washington ordenó un ataque a la retirada británica en Monmouth, Nueva Jersey, el 28 de junio de 1778, pero el ataque fracasó a causa de la perfidia del general Charles Lee, que había sido puesto en libertad y había reanudado su mando. Lee ordenó a sus tropas a retirarse, una acción que fue revelado después de muchos años como parte de un plan de traición que había acordado con los británicos, mientras que lo mantuvieron preso (ver Monmouth, Battle of).
B11 Efectos de la Campaña
Una carta escrita por Washington contiene una descripción notable de la situación militar en el verano de 1778: "No es un agradable pequeño ... contemplar que después de dos años de maniobra y sometidos a los avatares más extrañas ... ambos ejércitos son llevados de vuelta al mismo lugar salieron de, y que el infractor [británico] ejército en el principio, ahora reducido al uso de la pala y pico para la defensa. "
Washington era consciente del efecto negativo producido en Gran Bretaña por el colapso total de los esfuerzos militares británicas en América. Su estrategia se convirtió en uno de infinita paciencia, evitando a toda costa cualquier desastre grave para su ejército, manteniendo el francés firmemente convencidos de la fiabilidad americano, y mirando y pensando en presentar a los británicos con una derrota más comparable a Saratoga. Entonces la voluntad del pueblo británico por mantener la guerra de Estados Unidos podría sufrir un colapso total.
C La guerra desplaza hacia el sur
Durante 1779, Washington reforzó las posiciones que mantenían el ejército británico principal en Nueva York. También envió una fuerte expedición de asolar la tierra de los iroqueses, que los británicos incitaron a incursiones en la frontera se había vuelto intolerable. Pero había poco que pudiera hacer para detener los éxitos británicos en el sur. Savannah, Georgia, se perdió en 1778 y Charles Town (ahora Charleston), Carolina del Sur, en 1779, y Cornwallis tenía 5.000 tropas en el Sur para "reducir las Carolinas a la obediencia del Rey."
Superioridad Naval C1
En julio de 1779 una fuerza francesa de 6000 bajo el conde de Rochambeau llegó, escoltado por un escuadrón naval al mando del almirante de Ternay. Nota Washington discutir las futuras operaciones comenzó con una frase más significativa: "En todas las operaciones y bajo todas las circunstancias, una superioridad naval decisivo ha de ser considerado como un principio fundamental ...." Esta superioridad se logró finalmente en el sitio de Yorktown más un año más tarde.
C2 Yorktown
La victoria en Yorktown fue uno de los grandes triunfos de Washington. Se había visto obligado a revisar su fuerte deseo de una "vigorosa ofensiva" hasta que la flota francesa llegó el segundo. Esto sucedió a finales del verano de 1781, y Washington con gran energía coordinó una operación de mar y tierra contra la fuerza de Cornwallis que atrapados en la ciudad. Con la rendición de los británicos el 19 de octubre, Washington obtuvo la victoria que esperaba que pondría fin a la guerra. El siguiente mes de marzo la Cámara de los Comunes, la cámara del parlamento de Gran Bretaña, declaró que no estaba dispuesto a apoyar la guerra en Estados Unidos.
C3 fin de las hostilidades
Juicio de Washington, paciencia y fortaleza militar había establecido la base militar de EE.UU. en el que la independencia debía ser erigido. Sin embargo, sus deberes como comandante en jefe no habían terminado todavía. A pesar de las hostilidades habían cesado prácticamente en abril de 1782, Washington sabía que el rey británico Jorge III, había cedido a los deseos de la Cámara de los Comunes a regañadientes. Él era el más ansioso de que no debe haber relajación visible de vigilancia estadounidense, mientras que las negociaciones de paz arrastrado a lo largo de su curso cansado. "No hay nada", escribió, "que tan pronto producir una paz pronta y honorable, como un estado de preparación para la guerra."
Washington rechazó con enojo y odio, una sugerencia, que tenía algo de apoyo en el ejército, de establecer una monarquía con él mismo como rey. En marzo de 1783, con el Congreso aún perdiendo el tiempo, aparecieron cartas anónimas convocar a una reunión de la Mesa. Washington rompió rápidamente esto llamando a una reunión en su propia autoridad. Pidió a los agentes a hacer nada "que pueda empañar la reputación de un ejército que se celebra en toda Europa por su entereza y patriotismo." Su apelación evitado lo que podría haber sido un serio problema.
V REGRESO A CASA
Paz fue proclamado oficialmente el 19 de abril de 1783, pero no antes de 25 de noviembre, ya que los barcos británicos últimos desanimar a los barcos, las tropas de Washington hizo entrar en la ciudad de Nueva York. El 4 de diciembre, Washington se despidió de sus principales funcionarios en la taberna de Fraunces y partió al fin para el hogar y la paz y la tranquilidad de la vida de un hacendado. Se detuvo en Annapolis, Maryland, donde el Congreso fue temporalmente reunión, para despedirse del poder civil siempre había obedecido con tanta meticulosidad y entregar su comisión como comandante en jefe. Llegó a Mount Vernon en la Nochebuena de 1783. Hay que esperaba ardientemente, como escribió en una carta a la vez, seguir siendo "un ciudadano privado, bajo la sombra de mi propia vid y mi propia higuera [y] mueven suavemente por la corriente de la vida, hasta que me duerma con mis padres . "
En Mount Vernon, Washington se vio enfrentado a problemas financieros. Después de ocho años de relativo abandono, Mount Vernon necesaria reconstrucción mucho y había poco capital para hacerlo con. Durante los oscuros años de la guerra de 1778 a 1780, Washington se había negado pago por sus servicios y había vertido sin vacilar casi toda su fortuna personal en la compra de certificados de crédito emitidas por el Congreso para financiar la guerra. Este papel era de dudoso valor, ni entonces ni después. Pero él no se quejó y firmemente rechazado ofertas de una beca o estipendio otra parte del Congreso.
A Ohio Valley Lands
Washington pasó un verano ocupado en 1784 dedicándose a sus fincas, por lo que las mejoras en su mansión, y entretener a los visitantes innumerables, algunos. Invitado y bienvenido Luego, en el otoño visitó a sus tierras en el valle del río Ohio, donde él llevó a cabo más de 12.000 hectáreas (30.000 acres). Encontró algo de su propiedad resuelta por los ocupantes ilegales, quienes se negaron a moverse, y no pudo llegar a sus propiedades cerca de la desembocadura del río Kanawha debido a los disturbios del nativo americano. En su viaje de regreso, miró por encima del terreno de la región en la cabecera del río Potomac son los más cercanos del Monongahela. Esta investigación refleja su interés en crear un sistema de canales y porteos que pueda permitir el acceso, a través de las montañas, a las tierras occidentales amplios.
B Potomac Empresa
En Mount Vernon nuevo en octubre de 1784, Washington se absorbió en este nuevo proyecto. Una combinación de vías y caminos que conectan el Potomac con el valle de Ohio se beneficiarían de la nación, al acelerar la liquidación de las tierras del oeste, el aumento del comercio y la unión de los colonos más cerca de Estados Unidos.
Washington pidió a la legislatura de Virginia para aprobar medidas que ofrezcan una empresa gestionada conjuntamente con Maryland para hacer navegable el río Potomac. El poder legislativo cumple con la petición de Washington y lo nombró como representante de Virginia en las negociaciones con Maryland. Después de las conferencias en Annapolis tuvo la satisfacción de ver a su propuesta incorporada en las facturas idénticas aprobadas por las dos legislaturas de los estados para crear la Compañía Potomac, completar con una asignación de dinero para obtener el plan en marcha.
Propia preparación cuidadosa de Washington, y las encuestas ásperas pero eficaces de la región de las cabeceras, había desempeñado un papel importante en la consecución de este acuerdo en poco más de tres meses.
C El temor por la Confederación
El acuerdo de dos estados fue necesario debido a que, bajo los Artículos de la Confederación por la que los Estados Unidos estaban gobernadas entonces, el Congreso no podía hacer nada de mucha importancia sin el consentimiento de los Estados afectados. Washington estaba profundamente preocupado por la debilidad del gobierno nacional y la desunión. En 1785 escribió: "La Confederación me parece ser poco más que una sombra sin sustancia." Los problemas que había planteado el Gobierno central debería haber resuelto, pero no pudieron, Rhode Island y Connecticut no estaban pagando sus impuestos sobre las mercancías importadas. El británico impuso sanciones comerciales contra Estados Unidos y se negó a retirar sus tropas de fortalezas a lo largo de la frontera norte. Esto indicó a Washington de que Gran Bretaña esperaba obligar nueva presentación eventual de los 13 estados de la autoridad británica.
Los fuertes permitió a los británicos controlar los Grandes Lagos y, por tanto amenazó a los cientos de colonos de Estados Unidos al norte del Ohio. Washington, que conocía el país occidental más que la mayoría de los estadounidenses de su tiempo, se dio cuenta de que una inundación creciente de colonos se cruza la Cordillera de los Apalaches para buscar nuevas oportunidades. A menos que el gobierno de los EE.UU. dio a la protección de los colonos y proporciona un fácil acceso a los mercados, sobre la costa atlántica, con el tiempo podría buscar protección y los mercados de los británicos. Sin lugar a fuertes ingresos del gobierno central y segura, en los Estados Unidos podía hacer ninguna de estas cosas.
C1 Mount Vernon Conferencia
Las leyes de la compañía Potomac fueron seguidos inmediatamente por un acuerdo entre Virginia y Maryland asegurar la libertad de navegación en el río Potomac y la Bahía de Chesapeake en pie de absoluta igualdad. Los comisionados que se reunieron en Alexandria, Virginia, para elaborar los detalles de este pacto dio la bienvenida e invitó a Washington a levantar a la tranquila comodidad de Mount Vernon. Allí, en marzo de 1785, se firmó el acuerdo. Se incluía, al parecer por sugerencia de Washington, una disposición para las consultas anuales entre representantes de las dos legislaturas para hacer frente a cuestiones comerciales.
Esta disposición fue la semilla de la que creció la Convención Constituyente. En la legislatura de Maryland, la ratificación de los acuerdos de la Conferencia Mount Vernon dio lugar a una sugerencia de que Pensilvania y Delaware serán invitados a la próxima conferencia anual de ampliar el programa de desarrollo. Cuando esta idea llegó a Richmond, Virginia, el legislador del estado James Madison sugirió una reunión de todos los estados. Una invitación fue enviada en consecuencia por la legislatura de Virginia para todos los demás estados que sugieren una pronta reunión para considerar el comercio de los Estados Unidos, y "hasta qué punto un sistema uniforme en su regulación comercial puede ser necesario para el interés común y la armonía permanente; e informar a los distintos Estados tal acto relativo a este gran objetivo como ... permitirá a los Estados Unidos en el Congreso para proveer eficazmente para el mismo. "
C2 Convenio sobre Annapolis
La reunión celebrada en Annapolis, en septiembre de 1786. Aunque todos los estados han aceptado la invitación, sólo cinco enviaron delegados. Sin embargo, entre los 14 delegados que acudieron a Annapolis fueron de 2 a quien Washington había abierto completamente su mente. Eran Madison y Alexander Hamilton, el ayudante de confianza Washington durante la guerra. Los delegados en Annapolis enviado una citación para una convención a reunirse en Filadelfia en mayo de 1787 para estudiar medidas "para hacer que la constitución del gobierno federal adecuada a las exigencias de la Unión".
Rebelión de Shays C3 '
Washington se sorprendió sobre las noticias de la rebelión de Shays, una insurrección dirigida por los agricultores endeudados en contra del gobierno de Massachusetts en 1786. Una carta de su antiguo compañero Henry Knox, ahora secretario de Guerra, indicó que el gobierno federal era casi incapaz de hacer frente a la insurrección. Washington escribió a Madison a Richmond Virginia instando a que se apresure a dar un buen ejemplo en la búsqueda de un gobierno central más fuerte. "Sin alguna alteración en nuestro credo político, la superestructura hemos sido siete años criando a costa de tanta sangre y dinero, debe caer. Estamos al borde de rápido a la anarquía y confusión ".
D Convención Constitucional
La legislatura de Virginia respondió a esta apelación rápida. Virginia sería un ejemplo. Sus delegados irían a Filadelfia instrucciones de buscar "una revisión general del sistema federal", y la legislatura eligió por unanimidad Washington para dirigir la delegación. Washington fue amargamente resisten a ser arrastrado de su ansiada jubilación, pero ahora muchos de los que tenía su amistad y respeto apelado a su antiguo comandante en jefe de llevarlos de nuevo.
En Filadelfia, Washington fue elegido presidente de la convención. En los días cansados ​​del trabajo y las sucesivas crisis que siguieron, hizo poco aporte público a los debates. Siguió escrupulosamente a la imparcialidad que creía que era el deber del Presidente. Del suelo, sin embargo, que era lo contrario. Su profunda preocupación por el futuro de la nación fue transmitido de alguna manera no sólo a sus compañeros delegados, sino para el país en general. "Para complacer a todos es imposible", escribió Washington ", y tratar de que sería inútil", ya Nueva York delegado Gouverneur Morris dijo, "Si, para complacer a la gente, ofrecemos lo que nos desaprueba, ¿cómo podemos luego defender nuestro trabajo? Elevemos una norma a la que el sabio y honesto la puede reparar. El evento está en las manos de Dios. "El 17 de septiembre de 1787, el trabajo de la convención que se hizo. La Constitución completado de los Estados Unidos recibió las firmas formales de los delegados, y clausuró la convención.
E Lucha por la Ratificación
Al día siguiente comenzó a Washington para el hogar, se inclinó una vez más sobre el retiro tranquilo de la agitación de la vida pública, pero ya perturbado por las sugerencias de que él y sólo él podría llenar la nueva oficina que la Constitución, una vez ratificado, sería crear, el de presidente de los Estados Unidos.
Ratificación por nueve estados se requiere antes de que el nuevo gobierno podría ser organizado, y Washington, cualesquiera que sean sus reparos a la presidencia, se lanzó con fuerza a la lucha. Estaba convencido de que la Constitución era lo mejor que se podía esperar en el tiempo, y su ira se había despertado por ellos, sobre todo en su propia Virginia, que quería llamar a una nueva convención y empezar todo de nuevo. Se sorprendió de encontrar, a partir de diversas fuentes, que el argumento más atractivo en favor de la Constitución fue simplemente que George Washington había firmado y aprobado. Para Washington sí mismo la cuestión era simple. La elección estaba entre la ratificación de las propuestas de la convención, o "una deriva constante hacia la ruina". Él recalcó este punto en cada oportunidad. A través de la primavera y principios del verano de 1788 la lucha se prolongó en 13 capitales de los estados. En junio, la gran decisión quedó firme cuando New Hampshire produjo la ratificación noveno y decisivo de la Constitución.
VI PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS
A las elecciones de 1789
Bajo los términos de la Constitución, la elección formal a la presidencia se llevó a cabo por los electores, que fueron llamados colectivamente el Colegio Electoral. Cada elector debía votar por las dos personas que se consideran más capacitado, el ganador sería el presidente, y el segundo puesto sería el vicepresidente. Los propios electores se eligieron 07 de enero 1789, por el voto directo de la población en algunos estados, y por el poder legislativo en otros estados. Los electores de cada estado se reunieron el 4 de febrero y unánimemente votó por George Washington, quien se convirtió así en presidente. Su segunda opción, lejos de ser unánime, fue John Adams de Massachusetts. Esta contento porque Washington había temido que la vicepresidencia podría ir a gobernador George Clinton de Nueva York, que estaban a favor drástica modificación de la Constitución. Washington, teniendo en cuenta estas modificaciones peligrosas, había permitido palabra de salir que los votos de Adams sería agradable para él, porque él consideraba Adams para ser un "hombre fuerte" y un firme defensor de la Constitución. Además, Washington todavía tenía una esperanza persistente de que, después de conseguir el nuevo gobierno comenzó bien, podría renunciar a su cargo y apresurar el hogar de Mount Vernon. No podía conciliar esta esperanza con su conciencia a menos que un hombre que se considera seguro era el siguiente en la línea de sucesión.
"Mis movimientos a la Presidencia del Gobierno", le escribió a Henry Knox, "estará acompañado por sentimientos no muy diferentes a las de un culpable que va al lugar de la ejecución .... Me doy cuenta de que estoy emprendiendo la voz de la gente y el buen nombre de mi cuenta en este viaje;. Pero lo devoluciones se hará para ellos, sólo el cielo puede predecir "el estado de Washington de la mente probablemente no fue mejorado por el hecho embarazoso que tuvo que pedir prestados $ 600 de un vecino rico para pagar algunas deudas apremiantes y cubrir los gastos de su traslado a Nueva York, donde todavía estaba el asiento del gobierno provisionalmente mantenidas.
A mediados de abril el Congreso envió aviso Washington oficial de su elección como presidente. Su viaje hacia el norte fue una marcha triunfal continua. El 30 de abril de 1789, Washington tomó posesión de su cargo en el pórtico de Federal Hall, en Wall Street, Nueva York, en presencia del vicepresidente Adams, ambas cámaras de la recién organizada Congreso de los Estados Unidos, y una enorme multitud de vítores gente del pueblo. Inmediatamente después pronunció su discurso inaugural ante el Congreso, un esfuerzo a corto y modesto que sólo contenía una sugerencia político específico. Sugirió que, mientras que el Congreso debe decidir hasta dónde iría la hora de proponer enmiendas a la Constitución, sus miembros "cuidadosamente evitar toda alteración que pueda poner en peligro los beneficios de un gobierno unido y eficaz, o que deben esperar las lecciones futuras de experiencia . "
B. Enmiendas Constitucionales
Washington sabía que había un deseo generalizado para agregar una Carta de Derechos de la Constitución original, indicando en palabras sencillas los derechos inalienables de los ciudadanos, y que esta aprobado. Pero también sabía que el intento pueda hacerse para llevar adelante reformas que eliminen las cláusulas que dieron el poder del Congreso para recaudar impuestos, incluidos los derechos de aduana sobre las importaciones, y para regular el comercio con las naciones extranjeras y entre los Estados. Estas disposiciones han sido objeto de acalorados debates en el convenio, y si bien fue aprobada, fueron duramente rechazado por figuras tan poderosas políticos como Clinton y Virginia estadista Patrick Henry. Para Washington, sin embargo, se les proporcionen los medios de recuperar la estabilidad fiscal y restaurar el crédito nacional, y por lo tanto eran indispensables.
Sentirse tan fuertemente como lo hizo en estos puntos, es significativo que Washington debería haber utilizado esa restricción en dejar saber al Congreso de sus sentimientos. Se mantuvo en jaque porque se resolvió sobre todas las cosas no sobrepasar los límites de su poder del Estado, el ejecutivo, según lo establecido por la Constitución. El respetado escrupulosamente la independencia de los poderes legislativo y judicial del gobierno. Estaba especialmente ansiosa por establecer ningún precedente que comienzan una peligrosa tendencia hacia la monarquía o cualquier forma de dictadura, pero al mismo tiempo estaba decidido a ser un presidente fuerte, y no sólo una figura decorativa.
Si Washington entró en sus primeros días como presidente con algo parecido a una filosofía política básica, que tal vez se desarrolló a partir de sus relaciones con el Congreso durante la guerra. Aprendió a mantener un equilibrio entre las opiniones e intereses de la clase propietaria, naturalmente conservadores en sus tendencias y las perspectivas más liberal de los campesinos y artesanos, que constituían el grueso de la población. Su propio fondo, tanto político como económico, le inclinaba al punto de vista conservador. Era consciente de esta tendencia y trató de dar un reconocimiento a los puntos de vista más liberales que se dedicó a la organización de la rama ejecutiva.
C Primera Sesión del Congreso
Según la Constitución, el Congreso se trasladó lentamente al principio, con largos debates en la mayoría de los sujetos y una tendencia a ser celoso de sus prerrogativas. Sin embargo, un arancel satisfactorio (impuesto a las importaciones) proyecto de ley, con la promesa de proveer al gobierno con una adecuada fuente de ingresos, vino a Washington a la firma en junio. El Congreso también pidió al Poder Ejecutivo que presente a la próxima reunión, un plan para la eliminación de la deuda nacional. La controvertida decisión de la ubicación de la sede permanente del gobierno también se aplazó para la próxima sesión, y diez enmiendas constitucionales, que se conocerá como la Carta de Derechos, se aprobó para su examen por los Estados. Ninguno de ellos era inaceptable para el presidente. En septiembre, cuando la sesión llegaba a su fin, las facturas se había aprobado el establecimiento de los tres departamentos ejecutivos representados en el gabinete del presidente: Estado, Tesoro y Guerra. También se estableció para una judicatura federal que comprende un Tribunal Supremo de Justicia Mayor y un cinco jueces asociados, y 13 juzgados de distrito. El fiscal general había de ser funcionario del gobierno de la ley principal. Aquí fueron los primeros nombramientos de Washington realmente importantes, y escogió con cuidado. Por lo general, aunque tuvo algunas discusiones preliminares y su mente se había hecho bastante bien, él no hizo ninguna oferta concreta hasta las oficinas legalmente existía.
D Gabinete
Por su círculo inmediato de asesores, Washington trató de mantener un equilibrio entre liberales y conservadores. Los miembros del Gabinete, que eran los jefes de los departamentos, se llamaban secretarios. Como secretario del Tesoro Alexander Hamilton escogió, cuyos puntos de vista sobre las finanzas públicas Washington totalmente aprobada. Como secretario de guerra de su elección sin vacilación fue su fiel amigo Henry Knox, quien había sostenido que cita bajo la Confederación. Ambos hombres tenían puntos de vista conservadores: Para el equilibrio liberal, Washington ofreció el cargo de fiscal general Edmund Randolph de Virginia. Randolph, un abogado de gran reputación, había actuado con brillantez como uno de los líderes en la Convención Constituyente, pero se negó a firmar el documento final porque pensaba que "insuficientemente republicana" en tenor. Más tarde, sin embargo, apoyó la ratificación. La opción restante, el de secretario de Estado, preocupado Washington. Sabía que otro amigo bien probado, John Jay de Nueva York, que había manejado los asuntos exteriores en el gobierno viejo, querido, y se espera que se le pida, para continuar en esa tarea. Sin embargo, los ricos Jay habría desequilibrado asesores de Washington por el lado conservador, con la crítica resultante y dificultades. Para resolver el dilema, Washington Jay nominado como juez presidente del Tribunal Supremo y dejó el cargo vacante Departamento de Estado por el momento. Estaba esperando el regreso de su compatriota Thomas Jefferson de Virginia, que era en ese momento representante diplomática de EE.UU. a Francia.
Aunque Washington no sabía íntimamente Jefferson, Jefferson fama como el redactor de la Declaración de la Independencia le había dado prestigio nacional. Más importante aún, Washington previó política exterior de EE.UU. como basada en el apoyo continuo franceses contra los ingleses, y cinco años de Jefferson en París proporcionado la formación adecuada para guiar esa política. Además, es bien sabido que Jefferson había pronunciado tendencia liberal en los asuntos internos. Por lo tanto, el equilibrio político del poder ejecutivo se mantendría.
E Los precedentes de la política exterior
La primera sesión del Congreso de 1789 vio a dos precedentes importantes de política exterior establecidos por el presidente Washington. Él había pensado en su poder constitucional para negociar tratados "con el consejo y consentimiento del Senado [la Cámara Alta del Congreso]" como tal vez que le obliga a comparecer personalmente ante el Senado para buscar asesoramiento antes de comenzar a negociar un tratado. Trató de este procedimiento una vez, en relación con una propuesta de tratado con la nación Creek. Pero los senadores discutían sobre cada pequeño detalle, y Washington se fue murmurando que no volvería a intentarlo de nuevo. Concluyó en lugar de que era mejor para el jefe del Ejecutivo para llevar a cabo el delicado proceso de negociación del tratado en primer lugar, y luego enviar el producto terminado para el consejo del Senado y el consentimiento. Este procedimiento ha sido seguido desde entonces.
Además, Washington inició la práctica conveniente de utilizar agentes no permanentes ejecutivas, que no requieren la confirmación del Senado, en la conducción de las negociaciones informales o preliminares con las potencias extranjeras. En el primer uso de este método, Washington pidió a Gouverneur Morris, entonces viajando por Europa, para sondear la opinión del ministerio británico con respecto a un tratado comercial con los Estados Unidos.
F rutina Social
Mientras que el Congreso estaba en receso en el otoño de 1789, Washington hizo los arreglos para mudarse a una casa más grande, que fue preparado por el mes de febrero siguiente. Los detalles de su rutina social eran por este tiempo bastante bien establecida. Recibió los visitantes sólo con cita previa, excepto en dos recepciones cada semana para aquellos que deseaban simplemente para presentar sus respetos. No hizo él mismo las visitas. Mrs. Washington ofreció una recepción semanal de la suya, en la que el presidente solía aparecer durante un tiempo.
Hubo algunas objeciones a la ceremonia el presidente creyó conveniente a su oficina. Su uso de seis caballos de color crema para dibujar su carro en ocasiones de ceremonia, los siervos en su salón de pelo en polvo, y sus cenas elaboradas fueron criticadas por todos exhibiendo tendencias monárquicas. Para obtener el apoyo de su establecimiento el presidente tenía un sueldo fijado por el Congreso en $ 25.000 al año. Decidido a no obtengan ningún beneficio de la administración pública, Washington se encargó de que los gastos superaron ligeramente esta suma.
G Nacionales Finanzas
Cuando el Congreso volvió a reunirse en enero de 1790, con mucho, la empresa más importante era el plan financiero presentado por el secretario del Tesoro de Hamilton. Pidió que el pago de los atrasos en los intereses de la deuda nacional y el financiamiento de la directora. Asimismo, propuso la asunción por parte del gobierno nacional de las deudas de guerra de los estados individuales. El pago de la deuda externa debía ser apoyada mediante la negociación de nuevos préstamos en el exterior a tasas de interés más bajas. Los ingresos por aranceles más altos para algunos artículos y un impuesto sobre las bebidas alcohólicas en los Estados Unidos cumplirían los intereses de la deuda interna.
H Enfermedad
En la primavera de 1790, Washington fue derribado por un fuerte resfriado y luego por la influenza. Durante varios días se pensaba que no podía vivir. La enfermedad y la ansiedad que causó en todo el país subrayó la importancia de Washington de la nueva nación. Abigail Adams, esposa del vicepresidente, escribió: "Me parece que la unión de los estados y en consecuencia la permanencia del gobierno dependen de la Providencia en su vida. En este día temprano, cuando ni nuestras finanzas están dispuestos ni nuestro gobierno suficientemente cimentado a la duración promesa, su muerte sería ... tiene ... las consecuencias más desastrosas. "
Yo logrolling
En el momento de la enfermedad de Washington la cuestión de la ubicación de la sede permanente de gobierno surgió de nuevo y se enredó con el debate sobre la propuesta de legislación financiera de Hamilton. El resultado fue quizás el primer ejemplo en la historia del Congreso de la práctica del intercambio de favores. Esta expresión provenía de la frontera y originalmente se refería a la ayuda que los colonos dieron unos a otros en la construcción de sus cabañas de madera. Jefferson ayudó a Hamilton por prestar apoyo a las propuestas financieras de Hamilton, Hamilton y, a su vez apoyado los esfuerzos de Jefferson para ubicar la sede del gobierno en el río Potomac.
La propuesta del asiento de gobierno fue aprobada en julio de 1790. Filadelfia era la de servir como la capital hasta 1800, cuando un distrito federal en el Potomac sería establecido. El proyecto de ley de finanzas, una forma simplificada del proyecto original de Hamilton, pero el que figuren sus características esenciales excepto el impuesto sobre el whisky, vino a Washington a la firma el 2 de agosto. Washington estaba complacido con ambos logros y con el trabajo en equipo desarrollado por los miembros de su gabinete sobre estas cuestiones.
J rígido o flexible Constitución
Esta armonía, sin embargo, era probar de corta duración. Hamilton, solicitado por el Congreso que informe a la próxima reunión cualquier otra acción necesaria para establecer el crédito público, tuvo su siguiente paso bien en mente. En diciembre de 1790 se presentó una propuesta para el fletamento de un banco nacional con un capital de $ 10 millones. Una disputa surgió inmediatamente sobre si el Congreso tenía el poder para contratar un banco. El texto de la Constitución no lo dijo explícitamente, y el argumento estaba climatizada. Junto con la propuesta del Banco, Hamilton volvió a preguntar por un impuesto sobre las bebidas alcohólicas, cuya producción estaba aumentando rápidamente. El proyecto de ley banco ganó la aprobación final en febrero de 1791, en medio de protestas de opositores que era inconstitucional. Con el proyecto de ley que se le presentó a la firma, Washington ahora tenía que decidir la cuestión. Se consultó a sus asesores, y esta vez Jefferson y Hamilton se enfrentó.
Jefferson afirmó que el proyecto de ley del banco era inconstitucional porque la Constitución confiere al Congreso la nada con palabras sencillas con poder fletar un banco. Hamilton punto de vista opuesto se expresó enérgicamente: La Constitución hizo dar al Congreso amplios poderes en cuestiones tales como los impuestos, el pago de la deuda pública, la acuñación de moneda y la regulación del comercio. Para Hamilton un banco nacional era esencial para el ejercicio efectivo de estas competencias.
Aquí por primera vez que estaba en juego la gran cuestión de interpretación rígida versus flexible de la Constitución que ha sido objeto de disputa partidista caliente a través de gran parte de la vida de los Estados Unidos. Washington sentado nada escrito sobre este punto, pero había hecho frecuentemente claro su firme creencia de que un gobierno central fuerte era esencial para la supervivencia de los Estados Unidos. Un gobierno fuerte que se requiere una razonable libertad de acción porque estaban seguros de situaciones inesperadas que surjan. Washington firmó el proyecto de ley en febrero de 1791, la creación del primer banco de los Estados Unidos. El proyecto de ley especial fue aprobada el 1 de marzo y aprobado también.
K Relaciones Exteriores
La Revolución Francesa, que había comenzado en 1789, pronto provocó el conflicto general europeo conocido como las guerras revolucionarias francesas. Sentimientos americanos estaban profundamente divididos. El hamiltonianos en general apoyaron Gran Bretaña, mientras que el lado de jeffersonianos aliado de Estados Unidos, Francia. En América del Norte, no sólo fueron los británicos trabajando constantemente creando problemas y distribución de armas a los nativos americanos en la frontera del noroeste, pero sus aliados, los gobernadores españoles en Nueva Orleans, mantuvieron un estrecho contacto con el suroeste de los pueblos nativos americanos e intrigado con varios países de América aventureros que soñaban imperios silvestres.
Washington se dio cuenta de que Estados Unidos era aún demasiado débil como para arriesgarse a una guerra si honradamente se podrían evitar. "El bienestar y la seguridad pública", declaró, "prohibir una conducta de prudencia, la moderación y la indulgencia." Mayoría de los estadounidenses resentían hostilidad británica. Washington esperaba eventual conciliación con España, la expansión del comercio con las Antillas españolas, y la libre navegación del río Mississippi.
Francia es un caso especial. Por el tratado durante la guerra de 1778, Francia y Estados Unidos eran aliados. Pero Francia se encuentra ahora en pleno proceso de la revolución, y su futuro era incierto. Además, en 1792, los excesos del partido revolucionario en Francia parecía que iba a resultar en una guerra entre Francia y Gran Bretaña. Para Washington esta situación se complicó por el entusiasmo partidista fuerte entre muchos estadounidenses por la causa de la Revolución Francesa.
L El crecimiento de Facción
El 60 cumpleaños de Washington, que ha estado marcado por las celebraciones en todo el país, parece haber esperado que él se disponía a entrar en su último año en el cargo público. Trató de convencerse de que la profundización de las diferencias entre sus dos principales asesores, Jefferson y Hamilton, no implicaba animosidad personal, aunque tuvo que admitir que estas diferencias son fundamentales, lo que representa básicamente diferentes filosofías de gobierno. Esta toma de conciencia Washington preocupado sobre todo porque en su concepto propio de los funcionarios públicos federales públicas deben trabajar en amistad por el bien público, ya sea en el Ejecutivo o en el Congreso. Consideraba contiendas partidistas, que calificó de facción, con horror. Sin embargo, en 1792, Washington se convencieron de que la facción estaba convirtiendo en un elemento establecido de la vida política estadounidense y que sus dos principales asesores tuvieron que ser considerados como líderes rivales cuyas diferencias políticas no podían ser reconciliadas. El hamiltonianos convirtió en el Partido Federalista, y los jeffersonianos organizó lo que se convertiría en el Partido Demócrata-Republicano.
M Reelección
En la elección 1792 se acercaba, los asesores del Presidente fueron unánimes en su opinión de que los tiempos eran demasiado peligroso para la nación arriesgarse a una transferencia del poder ejecutivo a un nuevo presidente. Washington tiene que ser presidente para un segundo mandato. Por esta época se produjo un evento que le llevó a estar de acuerdo. Él vetó un plan para redistribuir los escaños en la Cámara de Representantes, ya que, a su juicio, era inconstitucional. Está a favor de los estados del norte sobre el sur y, aunque Washington evitó cuidadosamente cualquier mención de esto en lista de sus cargos, el Congreso dio alboroto que se dividió a lo largo de las líneas seccionales. Washington Jefferson dijo que estaba ansioso por esta tendencia creciente del Norte y del Sur para separarse sobre asuntos políticos. Expresó su temor de que esto eventualmente puede provocar la disolución de la Unión. Jefferson respuesta fue contundente: "Norte y Sur se cuelgan juntos si tienen que aguantar." Washington se vio como un administrador imparcial cuya enorme popularidad personal se podría utilizar para canalizar la sensación de sección en un fideicomiso en el gobierno federal. Por lo tanto él no podía permitirse hacer lo que más deseaba hacer: publicar un discurso de despedida y retirarse de la vida pública. En cambio, no dijo nada sobre el tema, con el resultado inevitable de que era otra vez la elección unánime de los electores en la elección presidencial de 1792. Adams fue elegido nuevo vicepresidente.
VII SEGUNDO TÉRMINO COMO PRESIDENTE
A Guerras Revolucionarias Francesas
 El 4 de marzo de 1793, en una breve ceremonia, Washington fue inaugurada por su segundo mandato. Apenas dos semanas después de la inauguración, llegaron noticias de Filadelfia de la ejecución en Francia del rey Luis XVI. Dos semanas más tarde llegó la noticia de que Washington había temido: la Francia revolucionaria había declarado la guerra a Gran Bretaña, España y los Países Bajos.
Ya el presidente había indicado el camino que desea tomar pidiendo tanto Jefferson y Hamilton para obtener sugerencias sobre cómo mantener una estricta neutralidad y evitar Propuso preguntas específicas "a los ciudadanos de embrollar nosotros con Francia o Inglaterra.": ¿Debe emitir una proclamación de neutralidad? En caso de los tratados de 1778, celebrados con Luis XVI, ser objeto de renuncia o suspendido? ¿Debería recibir Genêt Ciudadana, el recién nombrado diplomático de la república francesa? Ver Genêt, Edmond Charles Édouard.
Mientras Washington debe haber previsto, sus asesores no estaba de acuerdo. El resultado fue un compromiso incómodo. Neutralidad de Estados Unidos se proclamó en un documento que en realidad no usan la palabra. El nuevo diplomático sería recibido. Los tratados en pie, pero deben ser interpretados con cautela. Una tormenta de críticas acosado estas decisiones de todas partes.
Genêt Citizen A1
Genêt no añadir a Washington paz de la mente. Después de aterrizar en Charleston, Carolina del Sur, encargó a algunos corsarios y establecer un tribunal francés de almirantazgo para disponer de los premios británicos. Estos procedimientos enfurecido Washington y trajo furiosas protestas del representante diplomático británico. Genêt llegó a Filadelfia como una celebridad. Pronto estuvo ocupada grupos organizadores llamadas sociedades democráticas, que él alegremente describe como un medio de atraer a la gente de los Estados Unidos contra el "hostil" la actitud de su presidente.
Probablemente nada en su vida pública suscitó la oposición de Washington a más de estas sociedades, cuyo objetivo, dijo rotundamente, era "nada menos que la subversión del Gobierno de estos Estados." Tratada Él Genêt con cortesía gélida durante los tres meses de insolencia montaje de Genet y descaro. Cuando Genet, contra la prohibición específica, envió un corsario francés armado a la mar desde el puerto de Filadelfia, Washington exigió que el gobierno francés recuerda el diplomático a Francia. Así se hizo, pero Washington, temiendo que Genêt sería ejecutado por su propio gobierno al volver a casa, le permitió permanecer en los Estados Unidos como un ciudadano privado.
Violación de los derechos neutrales A2
A finales de agosto 1793 una expedición llegó del diplomático americano en Londres, Thomas Pinckney. Se informó a Washington de una orden en consejo británico de 8 de junio de 1793, que dirigió buques de guerra británicos para incautar cargamentos de grano o harina con destino a Francia en barcos neutrales. Este fue, desde el punto de vista británico, un acto perfectamente lógico. Para los estadounidenses, sin embargo, la orden británica fue una invasión escandalosa de los derechos neutrales. Cuando la noticia se difundió, turbas enfurecidas demostrado cerca de la casa de Washington en Filadelfia. Sin embargo, estos disturbios terminó con el estallido repentino de fiebre amarilla en la ciudad. Washington tomó una casa en Germantown para su uso temporal y considerar cuidadosamente si tenía el derecho constitucional a solicitar al Congreso para reunirse en cualquier lugar que no sea designado por la ley.
A3 Jefferson se retira
Los últimos días de 1793 trajo el fin del servicio de Jefferson como secretario de Estado. Su deseo de retirarse de la vida pública ya no podía ser negada. Fue sucedido por Edmund Randolph, quien se había convertido en el asesor más cercano de Washington después de la ruptura entre Jefferson y Hamilton se hizo completa. William Bradford, un Pennsylvanian, se hizo cargo después de Randolph como fiscal general.
A4 amenaza de una guerra
En la primavera de 1794 el peligro de una guerra con Gran Bretaña aumentó. Buques de guerra británicos se apoderaban de todo el comercio de buques neutrales con las Antillas francesas, y Washington aprobó un embargo de 30 días en todas las salidas de los puertos estadounidenses a evitar los encuentros posteriores. Sin embargo, un informe que pronto llegó el gobierno británico había revocado la orden que afecten al comercio con las Indias Occidentales Francesas. Esta peligrosa situación había producido un resultado deseable: El Congreso acordó autorizar la construcción de seis fragatas. Estas fueron las primeras adiciones a la marina desde la revolución.
Las tensiones aún eran altas, y un esfuerzo constructivo para preservar la paz parecía urgente. Washington resolvió enviar a un enviado especial a Londres para tratar de encontrar alguna base de acuerdo con los ministros británicos. Su elección recayó en el presidente del Tribunal Supremo John Jay. Hubo protestas inmediatas de jeffersonianos, y el secretario de Estado insistió en que Jay Randolph no debe estar facultada para negociar un tratado comercial. Washington se mantuvo firme y se fue Jay libre de utilizar su propio juicio, aunque él mismo parece haber puesto gran énfasis en asegurar el acuerdo británico para evacuar los puestos fronterizos del norte.
Jay partió de Nueva York el 12 de mayo de 1794. Una semana más tarde llegó la noticia de que el comandante británico en Detroit, uno de los puestos en cuestión, había enviado tropas para erigir una fortaleza en el río Maumee en el noroeste de Ohio. Más al sur, las dificultades fronterizas siguió los patrones familiares: Kentucky se enfrentaban con los españoles en el valle del río Mississippi, Georgia y okupas estaban empujando cada vez más profundamente en un territorio que por tratado pertenecía a la cala.
B Whisky Rebellion
Las malas noticias también llegaron desde el oeste de Pennsylvania, donde tres de las sociedades democráticas de Genet se había convertido en focos de rebelión en el impuesto especial sobre el whisky. Oficiales de la recaudación del impuesto se reunió con la resistencia cada vez mayor. La casa del inspector de distrito de los impuestos especiales fue quemada, y las reuniones de personas armadas se llevó a cabo. Washington no puede "sufrir las leyes sean pisoteados impunemente, porque no es un fin al gobierno representativo." El vio la amenaza de levantamiento occidental como "el primer fruto formidable de las sociedades democráticas.", Informó el gobernador Thomas Mifflin de Pennsylvania que el Estado no podía reunir milicia suficiente para suprimir la rebelión. Washington, por tanto convocó a las milicias de Nueva Jersey, Maryland y Virginia, proporcionando una fuerza total de cerca de 15.000. Cuando estas tropas se trasladó a la zona afectada, la resistencia se derrumbó inmediatamente. La rebelión del whisky había terminado a finales de noviembre.
C Fallen Timbers
Mientras tanto, Washington fue aclamado por la noticia de que el general Anthony Wayne obtuvo una victoria decisiva sobre una coalición de pueblos indígenas del noroeste de América en la batalla de Fallen Timbers, cerca del actual sitio de Toledo, Ohio, el 20 de agosto de 1794. Esta batalla y la destrucción sistemática de sus campos y pueblos que siguieron rompió el poder de estos pueblos durante una generación.
Tratado de Jay D
Mientras el Congreso suspendió en marzo de 1795, Washington seguía esperando ansiosamente noticias de Jay. Palabra no oficial de los capitanes de buques y los viajeros se indica que un tratado con Gran Bretaña se había negociado. La especulación en los periódicos jeffersonianos sobre los términos del tratado se proclamó una traición de los intereses estadounidenses. Cuando Washington recibió el texto del Tratado de Jay, junto con la declaración de Jay sombrío que "para hacer más, no era posible", se dio cuenta de que el tratado sería muy impopular. Visto en términos de satisfacer las esperanzas de Estados Unidos, su único logro real fue la firme promesa de evacuar los fuertes del noroeste del 1 de junio de 1796. Pero, en opinión de Washington, el tratado logrado su propósito básico en el envío de Jay con Gran Bretaña. Es siempre seguro sólido contra una desastrosa guerra con Gran Bretaña si sólo el Senado puede ser inducido a ratificarlo. Sus concesiones a la política marítima británica eran pesadas, pero, con la victoria de Wayne, el tratado consolidado los EE.UU. mantenga en el gran territorio del noroeste. Mejora de las relaciones con el poder más importante del mundo del mar a su vez, proporcionan la garantía de la prosperidad comercial estadounidense y la preservación de la estructura de Hamilton de crédito nacional.
El 8 de junio de 1795, Washington llamó al Senado a sesión extraordinaria para considerar el tratado. Después de 16 días de intenso debate a puerta cerrada, el tratado fue aprobado por una votación de 20 a 10, exactamente la mayoría de dos tercios necesaria. Mientras tanto, el país fue arrastrado por un arrebato violento en contra del tratado en que sus disposiciones se sabía.
Aparente traición E Randolph
Pero todo esto no tenía importancia comparado con el terrible golpe que ahora sucedió Washington. Llegó sin previo aviso, a su regreso a Filadelfia desde una breve visita a Mount Vernon. Él se encontró con el secretario de Guerra Timothy Pickering y el secretario del Tesoro de Oliver Wolcott, Jr., con lo que parecía una prueba irrefutable de que la secretaria de Estado Randolph, su amigo de toda la vida, había sido secretamente buscando dinero del diplomático francés Joseph Fauchet a cambio de usar su influencia contra el Tratado de Jay.
Washington decidió que debía firmar el tratado a la vez, antes de traer culpabilidad o inocencia de Randolph objeto de examen. Lo firmó el 18 de agosto de 1795, en contra de las fuertes objeciones de Randolph. Al día siguiente se presentó Randolph con las pruebas contra él en presencia de Pickering y Wolcott. Randolph renunció airadamente proclamando su inocencia.
Más tarde ese mismo año Fauchet descubrí por qué Randolph se había ido. Protestó que Randolph no había hecho nada deshonesto y que su informe a su gobierno, de que la sospecha de traición había llegado, había sido malinterpretado. Pero esto no fue suficiente para eliminar la nube de sospecha, y Randolph nunca más ocupado un cargo federal. Él volvió a su práctica de ley acertada y continuó siendo una figura prominente en Virginia. Su nombre no fue despejado por completo hasta después de su muerte en 1813.
F tratado con España
El 22 de febrero de 1796, Washington recibió el Tratado de San Lorenzo, con España por Thomas Pinckney octubre del año anterior. Según los términos de este documento, el gobierno español concedió a los ciudadanos estadounidenses el uso ilimitado del río Mississippi "en toda su amplitud, desde la fuente hasta el mar", con un privilegio de libre de impuestos a la exportación de mercancías a través del puerto de Nueva Orleans. España también hizo un acuerdo satisfactorio sobre los límites de West Florida y se comprometió a desalentar las incursiones indígenas americanos en la frontera. Esta inversión completa de la política española fue un triunfo diplomático. Entregado al Senado el 26 de febrero, se aprobó por unanimidad el 3 de marzo.
G tratado con Argel
Washington fue menos feliz sobre la conclusión de un tratado con el dey de Argel. Argelia fue uno de los estados de Berbería, que había practicado la piratería contra buques en el mar Mediterráneo durante casi 300 años. El dey había celebrado diez marineros estadounidenses capturados por rescate desde 1785. El tratado de lograr la liberación de los cautivos estadounidenses y obligado el dey a cesar los ataques contra barcos estadounidenses en el Mediterráneo. Sin embargo, la sujetó de los Estados Unidos a la humillación de pagar un rescate de 800.000 dólares para los presos y un tributo anual de 24.000 dólares como el precio de la seguridad continua contra la piratería. Cuando algunos en el Congreso vio en esta una excusa para suspender el trabajo en cuatro de las seis fragatas nuevas, Washington declaró sombríamente que consideraba el pago de sobornos a los piratas como una degradación nacional que sólo puede ser removido por el armamento naval suficiente.
H Noroeste Tratado
Otro tratado que estaba listo para su presentación al Senado fue el celebrado por el general Wayne con el Shawnee, Miami, y otros pueblos nativos americanos del noroeste. En él, las tribus renunciaron a su pretensión de larga mantenida hasta el río Ohio como su frontera oriental y abrió vastas áreas del sur de Ohio e Indiana a los colonos blancos.
I Intervención del Congreso
Como el Tratado de Jay se acercaba a su último obstáculo parlamentario, la apropiación de los fondos necesarios para su puesta en práctica, la mayoría de Jefferson Washington exigió que presentara a la Cámara de Representantes (cámara baja del Congreso) copias de las instrucciones de Jay y toda la correspondencia relacionada. Para evitar sentar un precedente, Washington respondió: "Está perfectamente claro a mi entendimiento de que el consentimiento de la Cámara de Representantes no es necesario para la validez de un tratado .... A sólo respecto a la Constitución y al deber de mi oficina ... prohíbe a un cumplimiento de la solicitud. "
Debate sobre los créditos se prolongó hasta abril 29. Ese día, la cuestión fue sometida a votación por la Cámara sentado en comité de la totalidad, con el resultado de empate, de 49 a 49. El voto de calidad del presidente, Frederick Muhlenberg, él mismo un Jeffersonian, llevado a la medida.
J discurso de despedida
Aunque Washington no lo anunciará públicamente hasta septiembre de 1796, se determinó que bajo ninguna circunstancia iba a permitir que su nombre fuera propuesto para un tercer mandato. Él había guiado a su país durante ocho años, evitó el peligro de una guerra ruinosa, abrió las puertas de enlace económicas de Occidente, y estableció precedentes que resultarían verdaderos baluartes de la Constitución. Era el momento de la transferencia del poder, por medios constitucionales, a otras manos.
Washington encarna las razones de su decisión de no correr de nuevo, junto con muchos consejos atento a sus conciudadanos, en su famoso discurso de despedida. Las partes de la dirección estaban escritos por Hamilton y Madison, y no hay duda de que ambos eran de gran ayuda para el presidente en la preparación de la misma. Pero en su forma final representa el pensamiento y el carácter de George Washington.

... es momento de infinito que usted debe estimar correctamente el valor inmenso de su sindicato nacional a su felicidad individual y colectiva .... El nombre de América, que le pertenece a usted en nuestra capacidad nacional, siempre debe exaltar el orgullo justo del patriotismo más que cualquier otra denominación derivada de discriminaciones locales .... La idea misma del poder y el derecho de las personas a establecer el gobierno presupone el deber de todo individuo a obedecer al gobierno establecido .... Déjame ... advertir a usted de la manera más solemne contra los efectos perniciosos del espíritu de partido en general .... Un fuego que no se apaga, lo que exige una vigilancia uniforme para evitar su estallido en una llama, no sea que, en lugar de calentamiento, se debe consumir ....
De todas las disposiciones y hábitos que conducen a la prosperidad política, la religión y la moralidad son soportes indispensables .... Promover, entonces, como un objeto de importancia, las instituciones para la difusión general del conocimiento. A medida que la estructura de un gobierno da fuerza a la opinión pública, es esencial que la opinión pública debe estar iluminado. Como una fuente muy importante de fortaleza y seguridad, apreciar crédito público .... Observar buena fe y justicia hacia todas las naciones. Cultivar la paz y armonía con todos ....
La nación que se entrega a otro un odio habitual o una afición habitual es en cierta medida un esclavo .... La gran regla de conducta para nosotros en lo que se refiere a las naciones extranjeras, es decir, en la ampliación de nuestras relaciones comerciales a tener con ellas la menor conexión política como sea posible ....
VIII ÚLTIMOS AÑOS
Washington asistió a la toma de posesión del presidente John Adams el 4 de marzo de 1797, y salió de Filadelfia, dos días después de Mount Vernon. Allí escribió a un viejo amigo que no tenía intención de permitir que la agitación política del país para molestar a su gusto. "Voy a ver las cosas", dijo, "a la luz de la filosofía leve".
Pero no siempre se adhieren a esta resolución. Se opuso firmemente a las Resoluciones de Kentucky y Virginia de 1798, que fueron un intento de limitar los poderes federales de acuerdo con las creencias de Jefferson. Estas resoluciones se parecía a Washington una fórmula para la disolución de la Unión. En ese año también, aceptó el mando nominal del ejército en caso de hostilidad no declarada con Francia convertirse en guerra abierta. Los viajes pasados ​​de su vida, en 1799, fueron al campamento del ejército en Harpers Ferry, Virginia (ahora Virginia Occidental), y a Filadelfia para celebrar consultas sobre cuestiones militares.
Temprano en la mañana del 14 de diciembre de 1799, Washington se despertó con la garganta inflamada. Su estado empeoró rápidamente. Él se debilitó aún más por el tratamiento médico que incluía frecuentes sangrías. Se enfrentó a la muerte con calma, ya que "la deuda que todos tenemos que pagar", y murió a las 11:30 de la noche.
En el duelo nacional que siguió, muchos tributos fueron pagados a Washington. Presidente Adams lo llamó "la persona más ilustre y querido que este país ha producido." Adams más tarde agregó: "Su ejemplo se ha completado, y será enseñar la sabiduría y la virtud a los magistrados, ciudadanos, y los hombres, no sólo en la época actual sino en las generaciones futuras, siempre y cuando nuestra historia se lee. "

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores