René Higuita




René Higuita
El colombiano René Higuita pasó a la historia del fútbol por su peculiar forma de entender la demarcación del portero. Arriesgado hasta la osadía en los campos de juego, sus siempre inesperadas acciones provocaron fallos innecesarios, pero también jugadas geniales.
René Higuita (1966- ), portero colombiano de fútbol. Su merecida fama como guardameta se vio incrementada por sus frecuentes salidas fuera del área para jugar el balón con los pies.
José René Higuita Zapata, su nombre completo, nació el 28 de agosto de 1966 en Medellín. Jugó en el Atlético Nacional de su ciudad natal desde 1987 hasta 1991 y con él participó de forma decisiva en el que posiblemente sea el mayor éxito del fútbol colombiano de clubes: la victoria en la Copa Libertadores de 1989. En ese partido marcó un gol de penalti en la tanda de desempate y detuvo cuatro. Un año después jugó con la selección nacional de su país la fase final de la Copa del Mundo celebrada en Italia; durante esta competición hizo gala de sus habilidades con el pie, hasta que perdió un balón ante el camerunés Roger Milla que le costó a su equipo la eliminación. Posteriormente probó fortuna en el Real Valladolid, de la Liga española, pero su estilo no cuajó y sólo estuvo una temporada (1992-1993). Poco después de regresar a su país fue protagonista de un escándalo que cobró dimensión internacional: contribuyó a la liberación de una niña que había sido secuestrada y recibió del padre de aquélla una cantidad de dinero en compensación. Esa conducta era contraria a la ley Antisecuestro colombiana por lo que ingresó en prisión en el mes de junio de 1993. En Colombia se convocaron manifestaciones para pedir su liberación, e Higuita llegó a declararse en huelga de hambre hasta que fue puesto en libertad en enero de 1994. El incidente le hizo perderse la fase final del Mundial de Estados Unidos, pero no le impidió volver al Atlético Nacional de Medellín (con el que conquistó el Campeonato Nacional de Colombia en 1994) y, más tarde, a la selección nacional colombiana. Defendiendo el arco de ésta protagonizó otro suceso inédito: en un amistoso contra Inglaterra disputado en el legendario estadio de Wembley, el balón llegaba bombeado sobre la portería de Higuita. En lugar de atraparlo lo dejó pasar por encima de su cabeza y lo despejó, lanzándose en plancha, con los dos tacones. Era lo que Hugo Sánchez había definido como el “remate del escorpión”, aunque no había conseguido hacerlo en un partido, como sucedió con Higuita.
Después de haber jugado en el Veracruz de México (1997-1998), militó en el Independiente de Medellín, Real Cartagena, Junior de Barranquilla, Deportivo Pereira, Maracaibo y Aucas, entre otros. En julio de 2007, tres años después de su retirada, decidió regresar al fútbol para defender el arco de Guaros de Lara, equipo de la Primera División venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores