Pedro de Mena





Pedro de Mena (1628-1688), escultor español del barroco andaluz activo principalmente en Granada y Málaga.
Formado con su padre en el lenguaje realista y expresivo de la plástica sevillana, su estilo se caracteriza por un penetrante ascetismo y un intenso carácter místico. Colaboró con Alonso Cano tras la llegada de éste a Granada en 1652, pero su estilo sereno y elegante apenas se dejó sentir en el arte de Mena. Su producción está integrada fundamentalmente por imágenes aisladas, con las que definió una iconografía devocional de gran éxito (san José y el Niño, san Diego de Alcalá y san Pedro de Alcántara, entre otras).
Se trasladó a Málaga en 1658 para realizar la sillería de la catedral, compuesta por 40 tableros en los que talló gran variedad de tipos y composiciones, con imágenes en ocasiones casi de bulto redondo. El éxito de este trabajo le llevó a Madrid (1662-1663), donde los jesuitas le encargaron una María Magdalena (Museo del Prado, Madrid). También realizó en su etapa cortesana el San Francisco de la catedral de Toledo, sin duda su obra más famosa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores