Pedro Dorado





Pedro Dorado (1861-1919), jurista español. Nació en la localidad salmantina de Navacarros y cursó estudios superiores en la Universidad de Salamanca, centro por el cual se licenció en Filosofía y Letras y Derecho en 1883. Marchó a Madrid, para doctorarse en esa última disciplina, y fue entonces cuando entró en contacto con la Institución Libre de Enseñanza, consolidó una gran amistad con uno de sus más insignes representantes, Francisco Giner de los Ríos, y quedó profundamente influido por el krausismo que en ella se respiraba. Tras su experiencia madrileña, prosiguió sus estudios en la prestigiosa Universidad de Bolonia, en la que permaneció desde 1885 hasta 1887 y de la que regresó a España tras haber profundizado en la concepción positivista del Derecho penal italiano. Con posterioridad fue catedrático de Derecho político y administrativo en la Universidad de Granada, y de Derecho penal en la de Salamanca.
Su pensamiento, compartido en lo esencial por la también penalista española Concepción Arenal, se caracterizó por la idea no sancionadora, y mucho menos represora, del Derecho penal, especialmente en lo referente a la función y finalidad del sistema penitenciario. Consideraba que la prevención del delito y la corrección del delincuente debían ser las máximas aspiraciones de todo ordenamiento jurídico. Asimismo, fue uno de los precursores de los proyectos para la reinserción del penado en la sociedad, en tanto que sólo la enfermedad le había hecho infringir las normas de la misma.
Entre sus principales obras destacan: Problemas de derecho penal (1895), Estudios de derecho penal preventivo (1901), La psicología criminal en nuestro derecho legislado (1911), El derecho protector de los criminales (1916). Falleció en 1919 en Salamanca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores