Pedro García Ferrer





Pedro García Ferrer (1583-1661), arquitecto, pintor y escultor español que intervino en la construcción y decoración de la catedral de Puebla (México).
Nació en Alcorisa (provincia de Teruel). Antes de establecerse en Madrid, frecuentó el taller del pintor de la escuela valenciana Francisco Ribalta, donde adquirió su formación artística y un estilo de carácter tenebrista que sería una constante en su obra. En esos años pintó Crucifijo (1632) y el Martirio de san Lupercio (1632).
Hacia el año 1640, viajó a Nueva España junto al obispo Juan Palafox y Mendoza y se ordenó sacerdote. Durante los nueve años que permaneció en Puebla realizó las trazas de la cúpula de la catedral, los ángeles que adornan las pechinas, el retablo de los Reyes y los lienzos que lo componen, además de otras esculturas y pinturas menores de estilo tenebrista.
En 1649, regresó a España junto al prelado español y, después de residir durante un tiempo en Osma y en su pueblo natal, se estableció definitivamente en Toledo, donde murió pocos años después.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores