Alejandro Mon





Alejandro Mon (1801-1882), político español, presidente del gobierno (1864). En 1845, como titular del Ministerio de Hacienda, propició una de las más destacadas reformas tributarias de la historia de su país, que perduraría más de un siglo.
2
ACTIVIDAD AL FRENTE DEL MINISTERIO DE HACIENDA
Alejandro Mon Pidal nació el 26 de febrero de 1801, en Oviedo. Cursó estudios superiores de Derecho en la universidad de su ciudad natal y, en los primeros años del reinado de Isabel II, comenzó su actividad política. Miembro del Partido Moderado, fue elegido diputado por vez primera en 1837. Desde ese año hasta 1858, desempeñó el cargo de ministro de Hacienda en cinco ocasiones. La primera, desde el 16 de diciembre de 1837 hasta el 6 de septiembre de 1838, en un gabinete presidido por Narciso de Heredia y Begines, conde de Ofalia. Durante la denominada Década Moderada (1844-1854), formó tándem político con su cuñado Pedro José Pidal en el Partido Moderado. Desde esa facción, denominada ‘monpidalista’, ambos defendieron el liberalismo doctrinario e impulsaron la Constitución de 1845, de signo moderadamente conservador y una de las más duraderas del constitucionalismo español.
Era ministro de Hacienda por segunda vez (3 de mayo de 1844-11 de febrero de 1846), ahora integrando un gobierno presidido por Ramón María Narváez, cuando, en 1845, llevó a cabo la reforma tributaria (la llamada ‘reforma Mon’) por la que su nombre pasaría a la historia española. Apoyándose en el ex ministro de Hacienda y subalterno suyo Ramón de Santillán, afrontó la unificación de los tipos de contribuciones existentes hasta entonces, racionalizando con ello el sistema impositivo español y, por ende, la propia Hacienda Pública. Así, agrupó las contribuciones en dos tipos: directas e indirectas, estando representadas estas últimas, principalmente, por el impuesto de consumos. Este recibiría fuertes críticas desde los sectores progresistas y demócratas, quienes lo utilizaron como principal acicate reivindicativo contra los moderados en el pronunciamiento de 1854 (la Vicalvarada, que daría lugar al Bienio Progresista) y en la revolución de 1868.
Volvió Mon al frente del Ministerio de Hacienda el 12 de abril de 1846, en un gabinete presidido por Francisco Javier de Istúriz, y permaneció hasta el 28 de enero del año siguiente. Rehusó entonces aceptar el título nobiliario de conde de Mon que, a petición del propio Istúriz, le había concedido Isabel II. Desempeñó por cuarta vez el puesto de ministro de Hacienda (en un nuevo gobierno encabezado por Narváez) entre el 11 de agosto de 1848 y el 19 de julio de 1849 (fecha en que resultó sustituido por Juan Bravo Murillo). Su quinto y último ejercicio como titular de Hacienda se desarrolló, en un breve gabinete presidido por el general Francisco Armero y Peñaranda, marqués de Nervión, desde el 15 de octubre de 1857 hasta el 14 de enero de 1858.
3
PRESIDENCIA DEL GOBIERNO Y ÚLTIMOS AÑOS DE SU VIDA
Seguidamente, presidió el Congreso de los Diputados, fue embajador ante el Vaticano y Francia y, en los últimos años del reinado de Isabel II, fue presidente del gobierno desde el 1 de marzo hasta el 16 de septiembre de 1864, cuando le sucedió Narváez.
En 1876, ya en la Restauración, durante el reinado de Alfonso XII, fue nombrado senador vitalicio. Fue miembro, desde 1857, de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, además de presidente de distintas sociedades mercantiles. Falleció el 1 de noviembre de 1882, en Oviedo.
La reforma tributaria de Mon perduró, si bien con las profundas modificaciones aplicadas por Raimundo Fernández Villaverde en 1899, hasta que, en 1979, Francisco Fernández Ordóñez, en un contexto muy distinto, llevó a cabo la que transformó el panorama impositivo español de finales del siglo XX.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores