Abilio Manuel Guerra Junqueiro





Abilio Manuel Guerra Junqueiro (1850-1923), poeta y satírico portugués cuya agria condena de la sociedad portuguesa le hizo merecedor de un puesto destacado en el movimiento republicano revolucionario de su país.
Nació en Freixo de Espada à Cinta, provincia de Trás-os-Montes, en 1850. Después de estudiar Teología en la Universidad de Coimbra, se pasó a la carrera de Derecho y se graduó en 1873.
Durante sus años universitarios formó parte de un grupo de intelectuales conocido como la generación del 70, y más tarde pasó a ser miembro de Os Vencidos da Vida (Las víctimas de la vida), otro cenáculo literario.
Su reputación de poeta y satírico le vino en primer lugar por la publicación en 1874 de La muerte de don Juan, en la que retrata al protagonista como un ser vil e inmoral pero al que se le soporta por ser víctima del sentimentalismo corruptor del romanticismo. El tema del romanticismo como impulsor de la corrupción social fue central en su obra. Incluso en Patria (1896), poema que alienta la rabia del orgullo nacional injuriado porque los ingleses impidieron la expansión colonial portuguesa en África, culpa a la vanidad y las pretensiones de la dinastía de los Braganza.
Los simples (1892) está considerada como su obra lírica más lograda y canta la sencilla vida rural portuguesa de su infancia. Guerra supo adaptar su poesía a un mundo cambiante sin aferrarse nunca a un solo estilo, lo que no impide que tenga una gran fuerza; además fue capaz de expresarse en términos que van desde la furia en llamas a la compasión más dulce.
Guerra Junqueiro participó en la política activa y fue miembro de la Cámara de diputados entre 1880-1881 y 1888-1889. En 1911, un año después de la revolución, fue nombrado embajador en Suiza, cargo que conservó hasta 1914. Al final de su vida, retirado en su país, experimentó una conversión religiosa —a pesar de su vehemente denuncia de Dios en su obra vitriólica La vejez del Padre Eterno (1885)— y murió católicamente el 7 de julio de 1923 en Lisboa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores