Adolfo Domínguez





Adolfo Domínguez (1950- ), modisto español, uno de los principales representantes del diseño español en el último tercio del siglo XX, gracias a la proyección internacional de sus creaciones estilizadas y austeras.
Nació en Orense (Galicia), y comenzó la carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Santiago de Compostela. En 1968 se trasladó a París para estudiar estética y cinematografía en la Universidad de Vincennes, donde se adhirió a las corrientes surgidas de la revolución de mayo. En 1973, tras una estancia de un año en Londres, regresó a su ciudad natal y transformó la pequeña sastrería de su padre Adolfo en la empresa Adolfo Domínguez, integrada también por su hermano Jesús. Así comenzó una ascendente carrera como modisto, consagrada definitivamente hacia 1984 gracias a su proyección internacional y a la popularización del eslogan “la arruga es bella”, que se convirtió en paradigma de la moda masculina de la década de 1980.
La figura de Adolfo Domínguez se ha caracterizado por su radicalidad silenciosa, una fuerza capaz de transformar el mundo de la moda a partir de una estética sencilla y profunda, heredera de la abstracción moderna. Quizás por ello se destaca como uno de los primeros y escasos modistos que han asumido el papel de diseñadores industriales. Estas condiciones, unidas a una serie de inteligentes decisiones empresariales, han permitido el crecimiento de un pequeño imperio capaz de vender prêt-à-porter masculino y femenino, perfumería y complementos en las principales capitales de Europa, América y Asia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores