Alfonso de Albuquerque





Alfonso de Albuquerque (1453-1515), político y navegante portugués, fundador del Imperio portugués en Oriente, conocido por el nombre de Alfonso el Grande. Nació en Alhandra, cerca de Lisboa, y pasó su juventud en la corte del rey Alfonso V de Portugal; más tarde participó en la expedición contra los turcos que culminó con la victoria cristiana en Otranto (Italia) en 1481. En 1503 realizó su primer viaje a Oriente, navegando con una flota portuguesa alrededor del cabo de Buena Esperanza hacia la India. Tres años más tarde, el rey Manuel I de Portugal le nombró virrey de todas las posesiones portuguesas en Asia. En 1507 conquistó la isla de Ormuz, situada a la entrada del golfo Pérsico. Su predecesor en el virreinato, Francisco de Almeida, se negó en un principio a dejar su cargo y encarceló a Albuquerque desde 1508 hasta 1509. Finalmente, el nuevo virrey pudo ocupar su cargo cuando llegó una flota procedente de Portugal para liberarle. Como virrey, Albuquerque tomó el distrito indio de Goa en 1510, y conquistó Malabar, Ceilán (hoy Sri Lanka), el archipiélago de la Sonda, la península de Malaca. Mantuvo una estricta disciplina militar en los territorios que se hallaban bajo su control, pero fue respetado y querido por sus súbditos.

A pesar de sus valiosos servicios, Albuquerque fue víctima de intrigas en la corte portuguesa. En 1515 el rey Manuel I, que había empezado a sospechar de él, nombró a uno de los enemigos de Albuquerque sucesor suyo. Aunque le ofrecieron ayuda para oponerse al arbitrario decreto del rey, Albuquerque no quiso violar su lealtad. Pocos días después de recibir la noticia de su destitución, murió en el mar, en la costa de Malabar, cerca de Goa, de regreso a Portugal. Su hijo, Brás Afonso de Albuquerque, escribió en 1557 la biografía de Alfonso el Grande con los papeles que había reunido en vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores