Alfonso IV el Monje






Alfonso IV el Monje (fallecido en el 932), rey de León (925-931). Su acceso al trono se produjo después del conflicto sucesorio planteado a la muerte de su padre, Ordoño II (924). En principio, se impuso como rey de León su tío, Fruela II, pero con la muerte de éste (925) resurgieron los enfrentamientos por el control de la monarquía. Tras ese conflicto latían las diferencias existentes entre los diversos territorios que componían el reino y los deseos autonomistas de la nobleza. Alfonso IV consiguió proclamarse rey en el 925, pero en la práctica la soberanía del reino estaba fragmentada. Su hermano, Sancho Ordóñez, gobernaba Galicia con el título de rey (925-929), y su otro hermano, Ramiro, Portugal. La muerte de Sancho, y la retirada de Alfonso IV en el 931 a un monasterio, permitieron a Ramiro II (931-951) reunificar el reino, no sin problemas, ya que Alfonso pretendió recuperar el trono, por lo cual su hermano hubo de detenerle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores