Alfred Redl






Alfred Redl (1864-1913), espía austriaco que trabajó, al mismo tiempo, para Rusia. Nació en Lemberg. Después de viajar extensamente durante su juventud y conseguir aprender numerosos idiomas, pasó a ser oficial del Ejército austriaco. En 1900, su protector, el general von Giesl, entonces jefe del servicio de inteligencia, le nombró responsable del contraespionaje austriaco. Dos años después, pasó a convertirse en espía de la Rusia zarista, facilitando a ésta numerosos datos e informes de alto interés. Cuando en 1912 von Giesl fue trasladado a Praga, le acompañó como jefe de su Estado Mayor. En marzo del año siguiente, su sucesor en el servicio de inteligencia descubrió envíos de dinero provenientes de organizaciones de espionaje rusas y francesas. Al reclamar desde Viena el propio Redl esos sobres, fue definitivamente inculpado. Confesó su traición y pidió que se le dejase sólo con su revolver. Tras escribir cartas a su familia y a von Giesl, el 25 de mayo, se disparó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores