Álvaro Siza Vieira





Álvaro Siza Vieira (1933- ), arquitecto portugués, uno de los maestros europeos más influyentes en el último tercio del siglo XX, gracias a su personal y reflexiva aportación a la arquitectura contemporánea.
Nació en Matosinhos, una pequeña localidad de la costa atlántica próxima a Oporto, ciudad donde estudió Arquitectura entre 1949 y 1955. Desde este año hasta 1958 colaboró en el estudio de Fernando Távora e Viana de Lima, uno de los principales arquitectos del siglo XX en Portugal. En sus primeros encargos ya comienza a destacar por su inteligente interpretación de la tradición constructiva, apoyada en una atención exquisita y sutil al medio ambiente, como se aprecia en el restaurante Boa Nova (Leça de Palmeira, 1958-1963) o en la piscina municipal de agua de mar (Leça de Palmeira, 1961-1966). Más tarde, su obra revela las influencias del debate internacional en arquitectura, e inicia una experimentación volumétrica influida por el “regionalismo crítico”, el posmodernismo y el deconstructivismo, pero también por las convulsiones políticas portuguesas, capitalizadas por la Revolución de los claveles de 1974. En estos años su arquitectura acusa cierto manierismo, atemperado gracias al interés por el movimiento moderno (en especial por la figura de Le Corbusier), la atención a los procesos constructivos y las reflexiones sociales, cuyos ejemplos más notables son, entre otros, el barrio de Malagueira (Évora, comenzado en 1977) las casas Beires (Póvoa de Varzim, 1973-1976) y Antonio Carlos Siza (Santo Tirso, 1976-1978) o la sucursal del banco Pinto & Sotto Mayor (Oliveira de Azeméis, 1971-1974).
La consagración internacional de Álvaro Siza se produjo a partir de su participación en la IBA (International Building Exhibition) de Berlín, donde obtuvo el primer premio gracias a su bloque Schlesisches Tor (Berlín, 1982-1990), compuesto por los evocadores apartamentos Bonjour Tristesse, una guardería infantil, un club de ancianos y los jardines intersticiales. Desde entonces ha realizado obras en diversos países europeos, como el barrio de viviendas sociales en Schildeswijk Ward (La Haya, 1983-1993), en Holanda, o el Centro Gallego de Arte Contemporáneo (Santiago de Compostela, 1988-1993) en España, donde el intenso control espacial demuestra la plena madurez del arquitecto luso. Entre los últimos ejemplos construidos en su país destacan la sucursal del banco Borges & Irmo (Vila do Conde, 1980-1986), con el que obtuvo el premio Mies van der Rohe de arquitectura europea de 1988; el proyecto de reconstrucción de la zona siniestrada del Chiado (Lisboa, 1989), elaborado con un exquisito respeto por la memoria histórica del barrio lisboeta; la Facultad de Arquitectura de Oporto (pabellón Carlos Ramos, 1985-1986; nuevo edificio, 1987-1994), con sus sugerentes volúmenes asomándose al valle del río Duero; o el Pabellón de Portugal de la Expo’98 de Lisboa, otra inspirada prueba de los diálogos sutiles que establece en su arquitectura entre espacios interiores y exteriores.

Por otra parte, Siza ha venido desempeñando desde 1966 labores docentes en la Facultad de Arquitectura de Oporto. Ha sido, junto Fernando Távora, uno de los impulsores y el principal representante de la llamada escuela de Oporto, que ha convertido esta pequeña ciudad atlántica en uno de los principales focos europeos de la arquitectura de vanguardia. Su magisterio, afianzado en la cátedra de Construcción desde 1976, recibió el espaldarazo internacional en 1992 con la concesión del premio Pritzker, una especie de premio Nobel que le acredita como uno de los arquitectos más interesantes de la posguerra europea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores