Ángel Sampedro Montero





Ángel Sampedro Montero (1908-1973), cantaor y actor español más conocido por el seudónimo de Angelillo, uno de los más destacados intérpretes de los cantes de ida y vuelta.

Nació en Madrid y a los 14 años se dio a conocer gracias a un concurso de canto. En 1929, el empresario Juan Carcellé le contrató para su espectáculo La copla andaluza, que fue un gran éxito y con el que se presentó por primera vez ante el público argentino. Su repertorio, además de fandangos y caracoles, abarcaba otros estilos y canciones cercanas a la copla, como “Soy un pobre presidiario” o “Mi jaca”. Por su pasado republicano, al concluir la Guerra Civil española tuvo que exilarse en Argentina, donde era ya muy conocido. En 1954 volvió a España, donde las cosas habían cambiado mucho; al no adaptarse a la nueva situación, regresó a América, aunque volvería a su país de origen para realizar alguna gira. Como actor cinematográfico intervino en varias películas, como El negro que tenía el alma blanca (1934, Benito Perojo), La hija de Juan Simón, (1935, José Luis Sáenz de Heredia y Nemesio Sobrevila) y, ya después de la guerra, Suspiros de Triana (1955, Ramón Torrado). Murió en 1973, en Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores