Marco Pantani





Marco Pantani (1970-2004), ciclista italiano. Extraordinario escalador, hasta el punto de ser considerado el heredero del español Federico Martín Bahamontes y del luxemburgués Charly Gaul, en 1998 se proclamó vencedor del Giro de Italia y del Tour de Francia.
Nacido el 13 de enero de 1970 en Cesenatico, El Pirata (cariñoso apelativo por el que fue pronto conocido) brilló ya en su etapa como aficionado, logrando su mayor éxito en 1992, cuando se impuso en el Girino (Giro de Italia en categoría amateur, del que también había sido tercero en 1990 y segundo en 1991). En agosto de ese mismo año comenzó su carrera profesional, que desarrollaría en los equipos Carrera (1992-1996) y Mercatone (1997-2003). No atrajo la atención de los aficionados hasta el Giro de 1994; en aquella edición fue segundo y ganó dos etapas, las que finalizaron en Merano y Aprica. En esta última desarrolló toda una exhibición en el ascenso al Mortirolo, que no resistieron ni el ruso Eugeni Berzin (vencedor final) ni el español Miguel Induráin. En 1994 también fue tercero en el Tour.
Una caída durante un entrenamiento en el mes de mayo de 1995 le impidió tomar parte en el Giro. Repuesto, en julio participo en el Tour de Francia, donde demostró sus grandes dotes de escalador y ganó dos etapas (L’Alpe d´Huez y Guizet Neige). En octubre de ese año (después de conseguir la medalla de bronce en la prueba de fondo en carretera del Campeonato del Mundo disputado en Colombia), sufrió un gravísimo accidente: fue atropellado por un coche al que adelantaba en los últimos kilómetros de la clásica Milán-Turín y se fracturó la tibia y el peroné de su pierna izquierda. Permaneció inactivo durante casi un año y, tras regresar a las carreteras en 1997, una nueva caída en una de las primeras etapas del Giro le obligó a retirarse. Pudo restablecerse y competir en el mes de julio en el Tour, donde ganó dos etapas alpinas (L’Alpe d´Huez y Morzine) y fue de nuevo tercero en la clasificación general final.
La definitiva consagración de su talento llegó en 1998. A pesar de que empezó sin ser claro favorito, se impuso en las respectivas clasificaciones finales del Giro y del Tour (con dos victorias parciales en cada ronda), haciendo de sus etapas de montaña trampolines para fugas espectaculares. Consiguió así el difícil doblete (reservado a grandes campeones como Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault, Stephen Roche o el citado Induráin) e ingresó por derecho propio en las páginas de oro del ciclismo mundial. Después de haber dominado por completo la edición de 1999 del Giro de Italia (se había impuesto en cuatro etapas y era primero en la general con una amplia ventaja sobre el segundo clasificado), Pantani fue suspendido en la noche anterior a la penúltima etapa después de dar positivo en un control antidopaje efectuado por la Unión Ciclista Internacional (UCI). Este hecho marcó un punto de inflexión en su carrera, y sólo en el Tour del 2000, donde ganó las etapas con final en el mítico monte Ventoux y en la estación invernal de Courchevel, reapareció su gran clase.

Implicado posteriormente en otros casos de dopaje (de alguno de los cuales resultó absuelto), Pantani se vio sumido en estados depresivos y prácticamente dejó de competir. Falleció el 14 de febrero de 2004, de forma repentina, en un hotel de Rímini.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores