Axel Gustavsson Oxenstierna





Axel Gustavsson Oxenstierna (1583-1654), político sueco que desempeñó un papel importante en la guerra de los Treinta Años. Nacido el 17 de junio de 1583, cerca de Enköping, estudió en las universidades de Rostock, Jena y Wittenberg, en Alemania. En 1612 fue nombrado canciller de Suecia por el rey Gustavo Adolfo II. Negoció los acuerdos de paz con Dinamarca en 1613, con Rusia en 1617, y con Polonia en 1623. Fue nombrado gobernador general de Prusia en 1626. Tras la muerte del Rey, se convirtió en el político más poderoso de la historia sueca, llevando a cabo una enérgica política exterior, mientras, en el interior, defendió los intereses del Estado frente a las pretensiones de la nobleza. En enero de 1633, la Dieta le designó legado plenipotenciario en Alemania, con poderes absolutos sobre los extensos territorios conquistados por el ejército sueco durante la guerra de los Treinta Años. Ese mismo año, organizó a los príncipes protestantes de Alemania en la Liga de Heilbronn, cuyo objetivo era la ayuda mutua. En 1636 negoció el Tratado de Wismar con Francia, por el cual Suecia, cuyos recursos se habían reducido mucho como resultado de sus guerras, obtuvo la promesa de ayuda de Francia, no teniendo que hacer concesiones o sacrificios importantes.

Otro logro destacado fue la guerra contra Dinamarca de 1643-1645, que terminó con la Paz de Brömsebro, en la que Dinamarca, enemigo tradicional de Suecia, le cedió Sotland, Ösel y Halland. Durante la minoría de edad de la joven Cristina, reina de Suecia, Oxenstierna, como jefe del Consejo de Regencia, tuvo poder casi absoluto en la política exterior e interior del país. Sin embargo, terminada la regencia, las disputas con la Reina le llevaron a perder su privilegiada posición. En 1645 recibió el título de conde y, el 28 de agosto de 1654, murió en Estocolmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores