Baltasar






Baltasar, en el Antiguo Testamento, príncipe babilonio mencionado en Daniel 5 como último rey caldeo de Babilonia. Fue asesinado cuando la ciudad fue capturada por los medos y los persas en el otoño del 539 a.C. En su Ciropedia, el historiador griego Jenofonte corrobora la narración bíblica del festín de Baltasar, durante el cual se cuenta que aparecieron los dedos de una mano humana que se pusieron a escribir en la pared, en arameo: "Mené, Teqel y Parsín"; términos procedentes de verbos cuyo significado es respectivamente numerar, pesar y dividir. Daniel interpretó estas palabras como una profecía de la caída de Babilonia. Aunque ningún historiador antiguo menciona el nombre de Baltasar como uno de los sucesores del segundo rey caldeo, Nabucodonosor II, en las inscripciones cuneiformes de Babilonia aparece el nombre de Belsaruzar como hijo de Nabonides, último rey de Babilonia, cuarto sucesor de Nabucodonosor II; (en hebreo es frecuente llamar hijos también a los descendientes de generaciones posteriores, por ejemplo a los nietos). En otro orden de cosas, una inscripción más reciente sugiere que Baltasar estaba asociado a su padre en el trono.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores