Belisario






Belisario (c. 505-565), general bizantino, uno de los grandes jefes militares de la historia, nacido en Iliria. Recibió el mando del ejército por el emperador Justiniano I y se distinguió por primera vez en una acción contra los Sasánidas de Persia en el 530, cuando derrotó a un ejército muy superior en número al suyo. En el 532, la contienda entre facciones políticas en Constantinopla (la denominada sedición de Nika) puso en peligro el trono y el imperio; Belisario, a la cabeza de la guardia imperial, sofocó la insurrección, supuestamente con la matanza de más de 30 mil rebeldes. En el 533 fue enviado al norte de África para llevar a cabo una campaña contra los vándalos, quienes gobernaban la zona desde hacía un siglo y habían difundido el terror y la destrucción por todo el Mediterráneo. Belisario conquistó su reino en un año, llevando prisionero a su rey a Constantinopla. Más tarde tomó Sicilia y entonces reconquistó Italia a los ostrogodos, a cuyo rey Belisario capturó en Ravena en el 540. A excepción de los años 541 y 542, durante los cuales volvió a combatir contra los persas, Belisario batalló contra los ostrogodos en Italia hasta el 548, año en el que su mando, debido a las intrigas palaciegas y a los celos de Justiniano, fue transferido a su rival, Narsés. Diez años más tarde fue llamado nuevamente para detener una invasión búlgara que amenazaba Constantinopla. En el 562, Justiniano le arrestó durante algunos meses acusándolo de conspiración, pero la leyenda relativa a que el emperador mandó dejarle ciego es infundada. Vivió sus últimos años en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores