Alejandro III





Alejandro III (1105?-1181), papa (1159-1181), que defendió con gran energía la supremacía del Papado frente al Sacro Imperio Romano Germánico.
Rolando Bandinelli, su verdadero nombre, nació en Siena y cursó estudios de leyes con el erudito italiano Graciano, fundador del Derecho canónico. Fue profesor en la Universidad de Bolonia y sus escritos jurídicos y teológicos le proporcionaron fama de sabio. Nombrado cardenal en 1150, llegó a ser canciller papal en 1153. Ese mismo año fue enviado como representante pontificio para negociar el Tratado de Constanza con el emperador Federico I Barbarroja.

Tras morir el papa Adriano IV en 1159, Bandinelli le sucedió en el solio pontificio con el nombre de Alejandro III, pero con la firme oposición de Federico I. Gran parte de su pontificado estuvo marcado por la compleja política internacional de la época (que incluso le obligó a exiliarse a Francia), especialmente por la pugna mantenida con Federico I. Obligó a Enrique II de Inglaterra a hacer penitencia pública por el asesinato de Tomás Becket, arzobispo de Canterbury. Después de una larga contienda con tres sucesivos antipapas (Víctor IV, Pascual III y Calixto III), nombrados y apoyados por Federico I (que fue excomulgado en 1165), Alejandro III, ayudado por la Liga Lombarda (que derrotó a las fuerzas imperiales en la batalla de Legnano en 1176), obligó a Federico I a reconocer la legitimidad de su pontificado. Considerado como uno de los grandes papas medievales, presidió el III Concilio de Letrán (1179) e impulsó el renacimiento del escolasticismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores