Aníbal Cavaco Silva





Aníbal Cavaco Silva (1939- ), político portugués, primer ministro (1985-1995) y presidente de la República (2006- ).
2
TRAYECTORIA PREVIA A LA JEFATURA DE GOBIERNO
Aníbal António Cavaco Silva nació el 15 de julio de 1939, en Boliqueime (Algarve). Tras haberse licenciado en el Instituto Superior de Ciencias Económicas y Financieras de Lisboa, se doctoró en Economía, en 1974, por la británica Universidad de York. Ese mismo año, Portugal vivió la Revolución de los claveles, que dio paso a la democracia tras años de régimen dictatorial. Luego de regresar a suelo portugués, una vez culminada su formación superior, desarrolló una brillante actividad como docente universitario en el Instituto de Ciencias, en la Universidad Nova de Lisboa y en la Universidad Católica; también comenzó a adquirir prestigio como economista trabajando en el Banco de Portugal.
En 1980, fue nombrado ministro de Hacienda por el primer ministro Francisco Sá Carneiro, pero al morir este en diciembre de ese mismo año en un accidente de aviación, decidió poner fin a su presencia en el gobierno, que estaría encabezado por Francisco Pinto Balsemão desde enero de 1981 hasta junio de 1983, cuando le sustituyó como primer ministro el socialista Mário Soares. Elegido presidente de la Comisión Política del Partido Social Demócrata (PSD) en mayo de 1985, la acción de Cavaco Silva condujo a la ruptura de la coalición de su partido con el Partido Socialista, base del gobierno del Bloco (Bloque) Central de Soares. Esta situación desembocó en la disolución del Parlamento y en la convocatoria de elecciones, en las que su partido, ya liderado por él, ganó, aunque logrando algo menos del 30% de los votos.
3
PRIMER MINISTRO
Dados esos estrechos resultados electorales, Cavaco Silva se convirtió, el 6 de noviembre de 1985, en primer ministro de un gabinete que habría de gobernar en minoría. El estilo personal y el liderazgo que imprimió en el PSD posibilitaron a este partido superar una grave crisis, reforzarse internamente y afirmarse frente al electorado, lo que permitió, a su vez, soportar la derrota del candidato Freitas do Amaral, al que apoyó en las elecciones presidenciales de 1986, y abrió el camino a notables victorias electorales. De hecho, a continuación de la caída de su primer gobierno por decisión del Parlamento, obtuvo, por primera vez en Portugal, una mayoría absoluta (1987) que renovó en las elecciones legislativas de 1991 con resultados aún más significativos. Las políticas de su gabinete se caracterizaron por la decisión de privatizar los sectores productivo, financiero y de transportes; por una estrategia de clara integración europea; por un combate decidido por el descenso de la inflación; por una intensiva actividad en el ámbito de las obras públicas, especialmente en el área de las vías de transporte terrestre; y por algunas medidas de carácter social. En la fase final de su gobierno, reveló cierta insensibilidad frente a los problemas sociales derivados del proceso de integración europea y de la crisis económica que afectó a los sectores productivos tradicionales. El 30 de octubre de 1995, fue sustituido en la jefatura de gobierno por el socialista António Guterres.
4
ELECCIÓN PRESIDENCIAL
Después de los reveses sufridos por su partido en las elecciones al Parlamento Europeo, así como en las locales y legislativas, se postuló como candidato a la presidencia de la República en 1996, pero fue derrotado por Jorge Sampaio. Pese a que entonces comunicó su retirada de la política, casi diez años después, en octubre de 2005, hizo público que concurriría nuevamente a los comicios presidenciales que habrían de tener lugar el 22 de enero de 2006. En esa fecha, apoyado por el PSD y por el Centro Democrático Social-Partido Popular, recibió el 50,6% de los votos y superó ampliamente al resto de aspirantes (los siguientes más votados fueron el socialista independiente Manuel Alegre, que recabó el 20,7%, y el candidato oficial del Partido Socialista, el ex presidente Soares, con el 14,3%). Así, sin requerirse una segunda vuelta electoral, se convirtió en presidente electo del país y pudo tomar posesión de la jefatura del Estado el siguiente 9 de marzo. La elección por la ciudadanía de Cavaco, cuya campaña se había basado en la promesa de promover la unidad nacional para luchar contra la inestabilidad institucional y la crisis económica, daba paso en Portugal a un periodo de cohabitación entre una presidencia conservadora y el gobierno socialista de José Sócrates, primer ministro desde marzo de 2005.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores