Adriano de Utrecht y Adriano I




Adriano de Utrecht

Adriano de Utrecht, nombre por el que también fue conocido el papa Adriano VI, especialmente antes de alcanzar el solio pontificio. La historiografía también le ha reconocido como tal, sobre todo durante la primera etapa de su vida y, muy concretamente, para referirse a él en los años que fue preceptor del futuro emperador Carlos V y, más tarde, regente de sus territorios españoles.

Adriano I

Adriano I (?- 795), papa (772-795) que estableció el poder temporal de los pontífices. Nacido en Roma en el seno de una familia aristócrata, fue elegido papa por aclamación unánime cuando era sólo un diácono. Después de que los territorios pontificios fueran atacados por el rey lombardo Desiderio (reinó entre 757-774), Adriano pidió ayuda al rey de los francos, Carlomagno, el cual derrotó a los lombardos y confirmó al papa en la posesión de muchas zonas de la península Itálica, que habían sido cedidas al Papado por su padre, Pipino el Breve. Las fronteras de los que posteriormente serían Estados Pontificios permanecieron apenas sin cambios desde esa época hasta su desintegración en el siglo XIX. Adriano ratificó los decretos del II Concilio de Nicea (787), poniendo fin a la controversia sobre la veneración de imágenes. Experto administrador, emprendió la reforma y construcción de numerosos edificios en Roma.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores