Andrea del Sarto





Andrea del Sarto (1486-1530), pintor italiano del renacimiento tardío, cuya reputación le viene por una serie de frescos sobre la vida de san Juan Bautista del claustro del Scalzo, en Florencia.
Su verdadero nombre era Andrea d'Agnolo y nació en Florencia el 16 de julio de 1486. Fue discípulo de Piero di Cosimo y, entre 1508 y 1512, colaboró con el pintor florentino Francisco di Cristofano Franciabigio. Por esa misma época pintó los frescos del claustro de la iglesia de la Santissima Annunziata de Florencia para la orden de los servitas. Hacia 1510 había concluido cinco escenas de la vida de san Filippo Benizzi, miembro destacado de la orden servita, que vivió en el siglo XIII. Tales obras contribuyeron a cimentar la fama de Andrea como excelente dibujante, maestro colorista y experto en el uso de luces y sombras. A continuación recibió muchísimos encargos, entre ellos las grisallas (pinturas en diferentes tonos de gris) sobre la vida de san Juan Bautista en el claustro del Scalzo.
En 1518 Andrea del Sarto fue llamado a la corte de Francisco I de Francia, quien le confió una suma de dinero para que adquiriera obras de arte en Italia. Regresó a Florencia en 1519 donde se quedó, utilizando el dinero en su propio provecho. Allí continuó su trabajo en la serie de frescos del claustro del Scalzo, que acabó en 1526. En 1525 pintó un luneto, la Madonna del saco, para el claustro de la Santissima Annunziata, considerada como su obra más importante. Su última gran obra es el fresco de La última cena (1527), en el refectorio del convento de San Salvi, cerca de Florencia. Murió el 29 de septiembre de 1530.

Andrea del Sarto pintó también numerosos cuadros al óleo, entre los que se incluyen retratos, como el de su mujer y su propio autorretrato (Palacio Pitti, Florencia), así como pinturas de tema religioso, como la Madonna de las arpías (1517, Galería de los Uffizi, Florencia). Otras obras muy famosas son la Pietà (1524, Palacio Pitti) y La Asunción de la Virgen (1530, Palacio Pitti). Entre sus discípulos figuraron el pintor y arquitecto Giorgio Vasari y los pintores Jacopo da Pontormo y Rosso Fiorentino. El Museo del Prado de Madrid, España, conserva algunos ejemplos de su obra como El sacrificio de Isaac detenido por el ángel (1529) y La virgen, el niño, un santo y un ángel, obra maestra de la época media de Sarto. Véase Renacimiento (arte y arquitectura).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores