Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones





Álvaro de Figueroa y Torres, conde de Romanones (1863-1950), político español, presidente del gobierno (1912-1913; 1915-1917; 1918-1919), una de las principales personalidades del reinado de Alfonso XIII, durante el cual ejerció asimismo en numerosas ocasiones el cargo de ministro.
2
PRIMEROS PASOS DE UNA DILATADA CARRERA POLÍTICA
Hijo de la marquesa de Villamejor y de un rico propietario de negocios mineros, nació en Madrid, en cuya Universidad Central se licenció en derecho a los 21 años, antes de obtener el Doctorado en la de Bolonia (Italia). Casado con la hija del jurista y político Manuel Alonso Martínez, inició su carrera política cuando resultó elegido diputado en 1888, como miembro del Partido Liberal. Más tarde, fue concejal (1890) y alcalde (1894-1895; 1897-1899) del Ayuntamiento de Madrid. La regente María Cristina de Habsburgo-Lorena le concedió el título de conde de Romanones en 1893. En marzo de 1901, inició su larga andadura gubernamental al ser nombrado ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes por Práxedes Mateo Sagasta, cargo en el que se mantuvo hasta diciembre del año siguiente.
En 1903, ya durante la mayoría de edad del rey Alfonso XIII, fundó el Diario Universal, periódico que sirvió para exponer sus propias posiciones políticas dentro del Partido Liberal. Gran propietario de fincas rústicas en Toledo y Guadalajara, era también un destacado hombre de negocios, inversor en deuda, accionista de empresas importantes y consejero de otras muchas. A partir de junio de 1905 fue ministro de Agricultura, Industria, Comercio y Obras Públicas (de Fomento a partir de octubre de ese año) en el gobierno presidido por Eugenio Montero Ríos, y, sin solución de continuidad, pasó a ocupar el Ministerio de Gobernación en el mes de diciembre siguiente, en un gabinete encabezado por Segismundo Moret. Con el general José López Domínguez permaneció en el gobierno como ministro de Gracia y Justicia entre julio y noviembre de 1906. Cuatro años más tarde presidió el Congreso de los Diputados, tras haber ejercido nuevamente el Ministerio de Instrucción Pública en el gobierno de José Canalejas entre febrero y abril de ese año.
3
PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Alfonso XIII le hizo acceder a la Grandeza de España en 1911, y el 14 de noviembre de 1912 le nombró presidente interino del gobierno, dos días después del asesinato de Canalejas, y titular del mismo el 31 de diciembre siguiente. Durante ese desempeño presidencial fue asimismo, brevemente, ministro de Gracia y Justicia (mayo-junio de 1913), al tiempo que lideraba una disidencia dentro del partido que le enfrentaba al grupo de Manuel García Prieto. Volvió a ejercer la presidencia gubernamental entre diciembre de 1915 y abril de 1917, pero dimitió acosado por la oposición a su política favorable a Francia en la lucha que ésta mantenía con Alemania durante la I Guerra Mundial. Formó parte de los dos gobiernos de concentración presididos cada uno de ellos por el conservador Antonio Maura y por Manuel García Prieto, entre marzo y diciembre de 1918, como ministro de Gracia y Justicia y de Estado, respectivamente.
Presidió su último gobierno, en el cual también fue ministro de Estado, entre el 5 de diciembre de 1918 y el 15 de abril de 1919, cuando se vio obligado a dimitir hostigado por una huelga en Barcelona. Ministro de Gracia y Justicia en el último gobierno de García Prieto desde diciembre de 1922 hasta mayo de 1923, ocupaba la presidencia del Senado cuando en septiembre de ese último año dio comienzo la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, que acabó con la vigencia de la Constitución de 1876, eje del sistema político de la Restauración.
Un año después del fin de la dictadura, pasó a formar parte del último gobierno del reinado de Alfonso XIII, presidido por el almirante Juan Bautista Aznar desde febrero hasta el 14 de abril de 1931. Proclamada la II República ese mismo día, durante su transcurso defendió la figura de Alfonso XIII, exiliado y sometido al esclarecimiento de sus responsabilidades por las Cortes. El conde de Romanones fue miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y de la de Historia, presidente del Ateneo madrileño y director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Publicó numerosas obras sobre personajes y temas políticos que completó con escritos autobiográficos. Falleció en 1950, en Madrid.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores