Andrés Vicente Gómez





Andrés Vicente Gómez (1943- ), productor y distribuidor español nacido en Madrid, figura clave en el cine español a partir de la década de 1980 por el poder que ha ejercido desde sus productoras Iberoamericana (fundada en 1981), Lolafilms, Rocabruno y Lolacción (para televisión), en conexión con la sociedad Sogetel-Sogepaq.
A principios de la década de 1980, tras la Ley Miró, comenzó a participar en la producción de películas de directores como Carlos Saura (El Dorado, 1987; ¡Ay, Carmela!, 1990; Goya en Burdeos, 2000), Gonzalo Suárez (Remando al viento, 1988; La reina anónima, 1992; El portero, 2000), Vicente Aranda (La pasión turca, 1994), la propia Pilar Miró (Beltenebros, 1991), Fernando Trueba (El año de las luces, 1986; Belle Époque, 1992; Two much, 1995; La niña de tus ojos, 1998), Pedro Almodóvar (Matador, 1985) o Bigas Luna (Jamón, jamón, 1992; La teta y la luna, 1994).
En la década de 1990, mientras mantenía sus conexiones con el cine anterior (guiones de Rafael Azcona, directores como José Luis García Sánchez), se acercó al movimiento de nuevos realizadores a través de sus elementos más comerciales: La Cuadrilla (Matías juez de línea, 1996), Alex de la Iglesia (El día de la bestia, 1995; Perdita Durango, 1997; La comunidad, 2000) o Santiago Segura (Torrente, el brazo tonto de la ley, 1998). En 2000, inició un proceso de expansión hacia otros mercados con proyectos como Pasos de baile, dirigida por John Malkovich, o Desafinado (2001, de Manuel Gómez Pereira), protagonizada por Joe Mantegna, George Hamilton y Danny Aiello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores