Ángel María Garibay Kintana





Ángel María Garibay Kintana (1892-1967), religioso, filólogo e historiador mexicano. Nacido en Toluca (estado de México), inició su formación eclesiástica a los 14 años y se especializó en el estudio de la cultura náhuatl y de la literatura griega clásica. Tras ejercer como párroco en distintas localidades de su estado natal, en 1941 se trasladó a la ciudad de México, en cuya basílica de Guadalupe ejerció como canónigo. Se le considera el iniciador de las investigaciones científicas acerca de la literatura náhuatl. Su interés por el mundo indígena precolombino y por las culturas de la antigüedad clásica se plasmó en su dominio de las lenguas náhuatl, otomí, latina, griega y hebrea, así como de los idiomas modernos más destacados.

Doctor honoris causa por la Universidad Nacional Autónoma de México (1951), fue profesor de su Facultad de Filosofía y Letras. Además de escribir numerosas obras sobre las culturas precolombinas del área mesoamericana (Historia de la literatura náhuatl, de 1953 y 1954; o La literatura de los aztecas, 1964), preparó ediciones de obras clásicas acerca del pasado de los territorios mexicanos, como las de Bernardino de Sahagún o Diego de Landa, tradujo a distintos autores de la antigüedad griega (Esquilo y Eurípides entre ellos) y publicó varias obras sobre la cultura judía. Académico de la Lengua y de la Historia, así como colaborador asiduo de diarios mexicanos, le fue concedido el Premio Nacional de Literatura en 1966, un año antes de su fallecimiento en la ciudad de México. Desde 1964 era el director del Diccionario Porrúa, cuyas dos primeras ediciones estuvieron a su cargo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores