Astrid Lindgren





Astrid Lindgren es quizá la autora sueca de libros infantiles más conocida en el mundo.
Astrid Lindgren (1907-2002), autora sueca de literatura infantil, cuyos libros se han traducido a más de sesenta idiomas.

Nació el 14 de noviembre de 1907, en una pequeña granja de Småland, en el sur de Suecia. A los 18 años y embarazada, se trasladó a Estocolmo, donde consiguió un trabajo como oficinista que le permitió mantener a su bebé.
En 1944 publicó su primera obra, Britt-Mari, la historia de una chica contada en forma epistolar. Ganó el segundo premio en un concurso literario organizado por Rabén & Sjögren, el editor más importante de libros infantiles de Suecia, lo cual impulsó enormemente su carrera literaria.
Al año siguiente publicó una historia que en principio estaba destinada a ser un regalo para su hija, y que se convertiría en la más famosa de sus obras y en un clásico de la literatura infantil en todo el mundo: Pippi Calzaslargas, las extravagantes aventuras de una huérfana pelirroja de 9 años, con trenzas y vestida de forma peculiar, que es la niña más fuerte de la tierra y vive sola, con un caballo, un mono y una maleta llena de oro como únicos compañeros. A partir de entonces, Lindgren escribió más de cincuenta libros; muchos de ellos han sido llevados al teatro, a la televisión y a los tebeos. Entre sus obras más conocidas se encuentran la serie de libros sobre Pippi; otra sobre un niño detective que se inicia con El detective Blomkvist (1946); la trilogía sobre los niños de Bullerbyn (1947-1952); Rasmus y el vagabundo, un moderno cuento de hadas con el que ganó el Premio Andersen en 1958; y la serie de cuatro libros sobre el travieso Emil y la granja en la que vive, cuyo primer volumen apareció en 1963. El personaje de Emil está basado en la infancia de su padre y fue llevado a la televisión con el nombre de “Miguel el travieso”. Los cuentos Mío, mi pequeño Mío (1954) y Los hermanos Corazón de León (1973), que abordan la muerte y la dicotomía entre el bien y el mal, son claros ejemplos de cómo la autora no evita en sus obras temas ausentes por lo general de la literatura infantil. Entre 1946 y 1970 estuvo trabajando como editora con Rabén & Sjögren, lo que contribuyó sin duda alguna a aumentar su conocimiento de la literatura infantil y a captar la sensibilidad de los niños.
Su obra ha tenido un enorme impacto en la narrativa infantil de toda Escandinavia. Además de rechazar las restrictivas y moralizantes convenciones sociales que imperaban hacia la mitad de nuestro siglo, escribe sobre los temas que interesan a los niños, con un lenguaje que pueden comprender. Sin dejar de tratar problemas como la violencia, el dolor e, incluso, la muerte, alienta constantemente a los niños a ser ellos mismos.

Aunque a lo largo de su amplia producción se pueden hallar distintos estilos de escritura, la mayoría de ellos denotan la influencia de su infancia rural y siempre se encuentra presente su habilidad para extraer argumentos de las situaciones cotidianas y enriquecerlos, con frecuencia, con elementos fantásticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores