Alfredo Cristiani






Alfredo Cristiani
En junio de 1989, Alfredo Cristiani, miembro de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) reemplazó a José Napoleón Duarte, del Partido Demócrata Cristiano (PDC) en la presidencia del país. Cuando tomó posesión de su cargo en 1989, El Salvador atravesaba una situación crítica motivada por los enfrentamientos entre las guerrillas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de signo izquierdista, y los Escuadrones de la Muerte, de ideología derechista. A pesar de los intentos de negociar la paz con el FMLN, los enfrentamientos prosiguieron hasta 1991. El 1 de febrero de 1992, los líderes del FMLN firmaron un acuerdo de alto el fuego con Cristiani.

Alfredo Cristiani (1947- ), político salvadoreño, presidente de la República (1989-1994). Nació en San Salvador y se licenció en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos). En 1980, durante la Guerra Civil que se produjo en El Salvador, Cristiani (que por entonces era presidente de la Asociación de Productores de Café) fue secuestrado por fuerzas antigubernamentales, junto con otros hombres de negocios. Esta experiencia le llevó a participar en política y en 1984 se unió a la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) de Roberto d'Aubuisson, partido que, dirigido por extremistas conservadores, representantes de los intereses del Ejército y la oligarquía cafetera, llevaba a cabo atentados terroristas contra civiles de izquierdas. Cuando Estados Unidos ofreció su apoyo a la candidatura presidencial del democratacristiano José Napoleón Duarte, descendió la popularidad de D'Aubuisson en favor de Cristiani, que hizo lo posible por ampliar la base social del partido, atrayendo hasta sus filas a hombres de negocios de clase media e intentando suavizar su ideología ultraconservadora.

En las elecciones legislativas y locales de 1988, ARENA alcanzó la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional y consiguió triunfar en numerosos municipios; el propio Cristiani fue elegido para la legislatura. A pesar de que la victoria de ARENA le situó en un buen lugar para las elecciones presidenciales de 1989, la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) boicoteó las elecciones, a pesar de lo cual Cristiani consiguió el 54% de los votos, y obtuvo la presidencia. Cristiani participó, junto con otros cuatro líderes de América Central, en el intento de poner fin a la Guerra Civil, negociando con el FMLN, pero no dudó en responder con fuerza cuando la lucha prosiguió. Sus decisiones originaron un renovado escepticismo, tanto dentro del país como en Estados Unidos, con respecto a las promesas de democratización de ARENA. Finalmente, con la mediación de Naciones Unidas, las negociaciones entre el gobierno salvadoreño y la guerrilla dieron su fruto, y a principios de 1992 se firmó un acuerdo de paz. El problema de delimitación fronteriza entre El Salvador y Honduras se solucionó de forma pacífica en 1992 entre Cristiani y el presidente hondureño, Rafael Leonardo Callejas. En 1994 se aprobó una ley que impidió a Cristiani continuar durante otro mandato presidencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores