Bartolomé Colón





Bartolomé Colón (c. 1461-1514), navegante, descubridor y cartógrafo español, adelantado de las Indias y brazo derecho de su hermano Cristóbal Colón. El lugar y la fecha de nacimiento de Bartolomé son tan discutibles como los del almirante. Si se acepta la tesis de los Colombo genoveses, parece que nació en Génova, probablemente en 1461.
2
EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA
Desde muy pronto se dedicó al mar. Se sabe que vivió con su hermano en Portugal, donde se gestó el plan descubridor, y consta que era ya muy hábil haciendo mapas. A finales de 1488, mientras su hermano Cristóbal recorría Castilla negociando con los Reyes Católicos su proyecto, presenció en Lisboa la llegada triunfal de Bartolomeu Dias, descubridor del cabo de Buena Esperanza. En busca de apoyos para su hermano, recorrió diversas cortes europeas, como la de Inglaterra —donde fue oído por Enrique VII y al que presentó un mapamundi— y, más tarde, la de Francia. En esta última corte se encontraba negociando Bartolomé Colón cuando le sorprendió, al fin, la buena noticia del descubrimiento de las Indias que acababa de lograr Cristóbal bajo bandera castellana. Bartolomé, entonces, se dirigió con rapidez a España y llegó a Andalucía a finales de 1493. No encontró al almirante porque había partido para su segundo viaje a Indias. Sin embargo, tras recoger unas instrucciones que le había dejado el descubridor y llevar a sus sobrinos Diego y Hernando a la corte, para que en ella sirviesen de pajes al príncipe don Juan, se dirigió en abril a Andalucía y capitaneó tres navíos con provisiones que zarparon hacia La Española.
3
ADELANTADO DE LAS INDIAS
El 24 de junio de 1494, Bartolomé Colón llegó a la Isabela, la primera villa fundada en la costa norte de La Española, e inmediatamente se convirtió en la mano derecha del virrey (su hermano Cristóbal), hasta que en 1500 ambos fueron apresados. Como hombre enérgico, combatió los primeros enfrentamientos españoles contra el gobierno colombino, y también los de los indios y caciques levantados en armas en la Vega Real. Exploró la desembocadura del río Ozama, en la costa sur de la isla de La Española, y fundó allí, en 1496, la ciudad de Santo Domingo, futura capital de las Indias. El 22 de julio de 1497, los Reyes Católicos le reconocieron sus servicios nombrándole adelantado de las Indias. Como gobernador de la isla en ausencia de su hermano (1496-1498), tuvo que hacer frente a la sublevación de Francisco Roldán y fracasó. Sin embargo, demostró mucho tacto a la hora de atraerse al cacicazgo de Jaragua, el más poblado de la isla, y a su cacica Anacaona, la complaciente amiga de cristianos.
El 23 de agosto de 1500, hacía su entrada en el puerto de Santo Domingo el juez pesquisidor Francisco de Bobadilla. En esos días, el adelantado, que estaba en Jaragua, fue llamado a Santo Domingo, y, una vez allí, apresado y posteriormente enviado a España cargado de cadenas, junto con sus hermanos Cristóbal y Diego Colón. Después de esta dura experiencia, Bartolomé quedó muy desilusionado y sin deseos de participar en nuevos viajes.
4
LAS DISPUTAS CON FERNANDO II EL CATÓLICO
Su colaboración en el cuarto viaje colombino (1502-1504) fue por expreso deseo del almirante, no por su gusto. Cuando Cristóbal relata la terrible climatología sufrida en el istmo centroamericano, dirá de su hermano que estaba “en el peor navío y más peligroso. Gran dolor era el mío porque lo truje contra su grado”. En este viaje, el adelantado fue el brazo fuerte de un almirante cansado y hasta enfermo, que necesitó ayuda en el mar y en la tierra, ante las hostilidades de los nativos de Panamá y frente a la revuelta de los tripulantes españoles en Jamaica.
En abril de 1506, portando una carta de su hermano moribundo, acudió a La Coruña a recibir a los nuevos reyes Juana I y Felipe I. La repentina muerte de este último y la retirada del rey Fernando II el Católico a sus estados italianos provocó el viaje, primero a Roma, y después a Nápoles, donde se encontraba el monarca. Fueron viajes al servicio de la familia Colón.

El 11 de diciembre de 1508, tuvo una hija ilegítima, María, según consta en un codicilo testamentario. Durante la primavera de ese mismo año, debió participar en la Junta de Burgos, donde se reunieron los navegantes más importantes del momento para proyectar nuevas expediciones. Al año siguiente, el 9 de julio de 1509, el adelantado arribó a Santo Domingo con la flota que condujo al nuevo gobernador de las Indias, su sobrino, el segundo almirante Diego Colón. Éste, a los pocos días de llegar y por su cuenta, encargó a su tío preparar una expedición a Cuba para conocer sus posibilidades económicas, lo que desató las suspicacias del Rey y su orden terminante de que el adelantado acudiera sin tardanza a la corte. Fernando II el Católico no se fiaba de los Colón. Bartolomé obedeció el mandato, se presentó en 1511 ante el Rey y, aclarado todo, volvió de nuevo a La Española a finales de agosto. Sería su regreso definitivo al Nuevo Mundo, ya que murió en Santo Domingo el 14 de agosto de 1514, cuando, al volver de Puerto Rico a la capital dominicana recibió cartas de Fernando II el Católico en las que se le ordenaba que regresase en los primeros navíos a España. Esto hizo que se le acrecentara un dolor de costado que le condujo a la muerte en siete días. Dejó por heredero de todos sus bienes y del título de adelantado de las Indias a su sobrino Diego Colón. Fue enterrado en el convento de San Francisco, en la ciudad de Santo Domingo.

Entradas populares

Agrégame en tu blog

Seguidores